Partidos políticos

Crisis en el PSOE andaluz tras la dimisión del número tres de Griñán

El consejero de Gobernación y de Justicia de la Junta, Luis Pizarro, presentó ayer su dimisión al presidente andaluz, José Antonio Griñán. Pizarro, hasta ahora número tres en el organigrama del Ejecutivo autonómico, dimitió tras tener conocimiento de que el Consejo de Gobierno tenía previsto destituir hoy a Gabriel Almagro como delegado de su consejería en Cádiz, provincia por la que, además, es diputado regional y a la que ha estado vinculada toda su carrera política.

Pizarro accedió al cargo de consejero de Gobernación y Justicia en abril de 2009 coincidiendo con la llegada de Griñán a la presidencia de la Junta tras la renuncia de Manuel Chaves para incorporarse a la vicepresidencia tercera del Gobierno central.

Con anterioridad, la actividad de Pizarro estuvo centrada en responsabilidades orgánicas dentro del PSOE de Andalucía durante los 16 años en que Chaves ostentó la Secretaría General. Así, ocupó la Vicesecretaría General entre julio de 2008 y marzo de 2010, fecha del último congreso regional en el que Griñán relevó a Chaves como secretario general. Previamente, había ocupado el cargo de secretario de Organización regional durante 14 años.

Con la dimisión de Pizarro, uno de los hombres claves de Chaves, el actual presidente andaluz afronta, a las puertas de las elecciones municipales y a un año de las autonómicas, su cuarta crisis de Gobierno desde su toma de posesión, en abril de 2009. La última fue causada por la marcha de Rosa Aguilar al Ministerio de Medio Rural y Marino. La reacción del consejero evidencia las malas relaciones de la dirección andaluza del PSOE con la del secretario general del PSOE de Cádiz, Francisco González.