Ante la Fiscalía de Mallorca

Grupo Radó denuncia a Ruiz-Mateos y seis de sus hijos por estafa

Grupo Radó presentó el 3 de marzo ante la Fiscalía de Mallorca una denuncia contra José María Ruiz-Mateos padre, 6 de sus hijos y 4 empresas de Nueva Rumasa, por delitos de estafa y falsedad.

El patriarca de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, conversa con su hijo Zoilo
El patriarca de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, conversa con su hijo Zoilo

Grupo Radó presentó el 3 de marzo ante la Fiscalía de Mallorca una denuncia contra José María Ruiz-Mateos padre, 6 de sus hijos y 4 empresas (Clesa, Grupo Dhul, Carnes y Conservas Españolas y Wersdale Trade España), por delitos de estafa y falsedad en documento mercantil y estafa procesal.

Según consta en la denuncia remitida a la Fiscalía de Mallorca, Grupo Radó considera "haber sido estafado por un conglomerado de personas y empresas que se presentan con la denominación Nueva Rumasa". En la misma detallan que este conglomerado "consiguió que les entregásemos nuestra participación en dos hoteles, valorada en 11.699.222 euros, presentándonos multitud de garantías y avales personales, que ahora nos dicen que son falsas, ya que las firmas, alegan los denunciados en un procedimiento judicial, les habrían sido falsificadas".

Grupo Radó explica en su denuncia que Nueva Rumasa solicitó que se aplazara durante cinco años el pago de los dos hoteles que se explotaban a través de las sociedades Estancia Hotelera y Maspalomas Hoteles, y que ofreció en garantía de este pago la entrega de una serie de pagarés nominativos con vencimiento mensual. Dichos títulos estaban avalados personalmente por José María Ruiz-Mateos padre y sus hijos Zoilo, Javier, Pablo, José María, Alfonso y Álvaro Ruiz-Mateos, así como por las entidades Clesa, Grupo Dhul y Carnes y Conservas Españolas (Carcesa).

El demandante precisa que el 30 de diciembre de 2008 formalizó el contrato de compraventa con Wersdale Trade España de las acciones de Estancia Hotelera y Maspalomas, que el precio acordado fue de 11.699.222 euros y que, de ellos, se aplazó el pago de 9.460.098 euros, el 80,86 % del total convenido. En el escrito de denuncia se argumenta que entre los días 30 y 31 de diciembre de 2008 Maspalomas Hoteles constituyó hasta cinco hipotecas sobre el Hotel Beverly Park de Canarias, a favor de Banco Santander y en garantía del pago de la cantidad total de 33.717.230 euros. Añade que el 15 de marzo de 2010 "Estancia Hotelera" constituyó una hipoteca a favor de la sociedad Cala Pins en garantía del pago de 27.400.000 euros.

De la totalidad de los pagarés entregados por Wersdale Trade España en pago del precio aplazado se atendieron vencimientos por 2.111.402 euros, el último el 28 de mayo de 2010. Sin embargo, desde entonces y hasta hoy, no se ha atendido el pago de ninguno de los pagarés entregados y se adeudan 7.348.695 euros, según la denuncia. Grupo Radó solicitó el pasado 11 de marzo una ampliación de esta denuncia tras conocerse nuevos hechos, entre ellos que Nueva Rumasa constituyó una hipoteca sobre el hotel que explota la sociedad Estancia Hotelera a favor de la entidad Cala Pins en garantía del pago de 27,4 millones de euros y sin haber satisfecho el precio de la compraventa".