Vuelve a romper la baraja en la guerra por el pasivo

Santander se lanza a por los grandes clientes con un depósito al 4,5%

Tras marcar el ritmo en la guerra del pasivo hace un año, Santander vuelve a revolucionar el mercado. Ofrece un producto estructurado, desde 50.000 euros, que tras 12 meses abona un 4,5% sobre el 90% del capital. La firma busca hacerse con los grandes clientes en plena reorganización de las cajas de ahorro.

Santander se lanza a por los grandes clientes con un depósito al 4,5%
Santander se lanza a por los grandes clientes con un depósito al 4,5%

En las oficinas del sector financiero se vuelve a escuchar un sonido familiar. Son tambores de guerra. La falta de liquidez que acucia al sector desde el estallido de la crisis provocó una fortísima competencia el pasado año por hacerse con el capital de los ahorradores. Una tras otra, las entidades fueron mejorando la rentabilidad que pagaba la competencia por depositar el dinero en ellas. La entrada del Banco Santander, con un producto a 12 meses remunerado al 4%, marcó un antes y un después en marzo de 2010. El vencimiento ahora de muchos de aquellos contratos obliga a la banca a retomar la batalla. Y Santander vuelve a tener un papel destacado.

La gran apuesta del banco para atraer dinero nuevo es un producto estructurado. La firma que preside Emilio Botín paga un 4,5% TAE sobre el 90% del montante ingresado -a partir de 50.000 euros- a los 12 meses. El 10% restante permanece hasta tres años en un fondo, y se remunera según la rentabilidad obtenida por las acciones de Inditex, Telefónica y BBVA.

Esta campaña no está siendo publicitada y, en principio, se dirige a los usuarios de banca personal (con un patrimonio superior a 100.000 euros) y privada. El banco, que busca captar a los mejores clientes del panorama financiero, se beneficiará tanto del polvorín en el que se hallan las cajas, como del elevado volumen de vencimientos de depósitos que trae la primavera.

SANTANDER 1,83 -1,62%

Retener el pasivo ingresado durante 2010 se ha convertido en una prioridad. Más para Santander, que en solo tres meses de 2010 captó 30.000 millones de euros y 89.300 nuevos clientes con su Depósito Ganador. Por eso, Santander está enviando cartas a cada cliente que lo contrató en su día -por un mínimo de 25.000 euros- para hacerles ofertas especiales, revelan desde una oficina. Se les invita, por ejemplo, a cambiarse a un depósito a 24 meses remunerado al 3,29%. Una rentabilidad que hasta ahora solo se daba para dinero nuevo.

El movimiento de Botín coincide en el tiempo con la salida del Depósito Pole Position puesto en marcha por Sabadell, que paga un 4% a 12 meses. Este puede ser contratado desde 600 euros, y beneficiarse de un rendimiento adicional según la cotización de Telefónica, y de que Alonso o Hamilton ganen la Fórmula 1. También esta semana, Caja Inmaculada ha comenzado a ofertar un estructurado que paga un 4,75% sobre el 70% del capital -mínimo de 6.000 euros- a los 12 meses. El 30% restante, a 36 meses, puede sumar hasta un 16% más en función de los títulos de Telefónica, BBVA y Repsol.

La competencia directa de Santander, BBVA, mantiene por su parte un depósito a 12 meses y desde 3.000 euros, que llega a superar el 3,5% dependiendo de la vinculación que se alcance con la entidad.

La caja gallega reactiva su oferta pese al FROB

Las entidades financieras siguen haciendo oídos sordos a la recomendación expresa del Banco de España sobre la realización de ofertas agresivas en el mercado de depósitos. Un veto que pesa especialmente sobre las firmas que han recibido ayudas públicas.

Un caso claro es el de Novacaixagalicia. La fusión de las dos grandes cajas gallegas ha recibido ya 1.162 millones de euros del FROB, y aún necesita de otros 2.622 millones para cumplir con el 10% de core capital que exige el supervisor. Pese a todo, la firma lanza hoy un nuevo producto de gran rentabilidad. La oferta es muy similar a la que está moviendo Santander, pero con un capital de partida bastante inferior, de 20.000 euros. Novacaixagalicia abona un 4,5% a 12 meses sobre el 80% del montante. El 20% restante queda en un fondo a 36 meses que se paga de entre el 7% al 21% de interés, según la cotización bursátil de Inditex, Telefónica y Repsol. Se trata de la tercera campaña, de nuevo sin grandes anuncios, del depósito PIPA (Personas Inteligentes que Piensan en sus Ahorros). La entidad prevé captar con él 220 millones de euros. En el lanzamiento anterior, a finales de 2010, la rentabilidad ofrecida para plazo fijo era del 5% a un año.

No es la única caja que, habiendo recibido fondos del Estado, juega fuerte en el panorama de los depósitos. Otro nombre a destacar es el de Catalunya Caixa, que ya cobró 1.250 millones del FROB, y se ha caracterizado por dar algunas de las remuneraciones más altas del mercado. Hoy día, abona un 4,25% a los 12 meses en su Depósito de Proximidad.