æscaron;ltima ronda de operaciones corporativas en la banca

El Banco de España sondea a las grandes entidades para cerrar el mapa financiero en los próximos meses

El Banco de España lleva semanas contactando con las principales entidades financieras para que le ayuden a rescatar las posibles cajas que están en la cuerda floja. Este es el caso de CAM, que ya anoche solicitó su nacionalización, en una medida desesperada para el equipo gestor de la caja alicantina. Pero el supervisor y el Gobierno quieren tener cerrado un plan b por si surge otro descalabro, algo que intentan evitar antes. Y sobre todo, tienen urgencia en llegar a una solución antes del 28 de abril como muy tarde.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez.
Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

A falta de confirmarse, CAM necesitaría más de 2.500 millones de euros. De momento, Santander es el banco que tendría más posibilidades de quedarse con esta institución si finalmente es intervenida y subastada. BBVA o La Caixa parecen poco proclives a pujar por la CAM. Santander tampoco ha comentado su interés por esta caja, pero sobre el papel es al grupo que mejor le encaja, una vez que la entidad catalana ha reiterado en varias ocasiones que su proyecto pasa ahora por su salida a Bolsa con Caixabank.

BBVA también está dispuesto a participar en una puja por alguna caja, pero su objetivo parece encaminarse por otras direcciones. Popular y Sabadell también han declarado su interés por crecer con la compra de cajas, pero la digestión de CAM puede ser bastante pesada para estas entidades y puede provocarles una indigestión.

Eso sí. Varias entidades, tanto las cajas que van a salir a Bolsa como otras que aspiran en un futuro más lejano a ello, como los bancos que están pensando en comprar una caja o parte de su red han comenzado a diseñar la creación de bancos malos, donde incluir sus activos tóxicos. Es decir, sus activos inmobiliarios.

"Todos de forma individual estamos estudiando la creación de bancos malos como ha hecho La Caixa", afirman varios directivos tanto de bancos como de cajas.

El presidente de Santander, Emilio Botín, mientras, ya declaró a sus directivos la intención del grupo de comprar cajas tanto para Santander como para Banesto.

Frente a la teoría existente cuando salió Ana Patricia Botín de Banesto de que el banco estaba en venta, ahora el proyecto pasa por que tiene músculo suficiente para crecer y aprovechar las oportunidades.

En cuanto a la red Santander ha paralizado algunas de los ajustes que tenía previsto realizar a principios de año. Varias fuentes del mercado afirman que esto parece que "es solo un retraso para abordar una ajuste más profundo tras la compra de algo en España". Ibercaja también es una de las entidades apuntadas por el Banco de España para rescatar a alguna entidad.

¿Podrían unirse varias entidades para adquirir a CAM u otra caja y repartirse sus activos?. Varios analistas lo consideran un disparate. Otros recuerdan que Santander ya lo hizo con la aventura de ABN Amro.