Su ratio es del 6,3% frente al 5,4% de Caja Madrid

Bankia recalcula al alza la tasa de morosidad de las cajas del grupo

Bankia ha revisado al alza su tasa de morosidad al unir los balances de las siete entidades que forman el banco. La mora es del 6,34%, más que la de cada uno de sus componentes. La discrepancia se debe a un cambio en el cómputo de los activos totales.

Bankia ultima la venta del 20% de la compañía de renovables Genesa
Bankia ultima la venta del 20% de la compañía de renovables Genesa

Bankia sitúa su tasa de créditos morosos en el 6,3% a cierre de 2010, frente al 5,4% de Caja Madrid o al 5,2% de Bancaja. El grupo explica que ahora utiliza "un nuevo sistema, más prudente y exigente, en el cálculo de la ratio de morosidad". El banco se propone debutar en Bolsa para suplir su déficit de capital y ya ha contratado a los coordinadores de su OPV, que serán UBS, Deutsche Bank, Merrill Lynch y JPMorgan.

Dos más dos son cuatro, no hay ninguna duda. Pero las matemáticas no son el único factor que influye en los balances, las cuentas de resultados o las ratios de las instituciones financieras. La diversidad de normas y la flexibilidad en su interpretación juegan un papel destacado. Así, algunas cifras de Bankia contrastan con las publicadas por las siete cajas que forman el grupo.

La ratio de morosidad del grupo constituido por Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja de Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja se situaba a cierre de 2010 en el 6,34%. Este dato fue publicado por Bankia en la presentación de cuentas del año pasado y es el resultado de dividir los 14.976 millones de euros de deudas morosas entre los 236.259 millones de euros de riesgos totales declarados por el banco.

Lo llamativo es que la ratio supera a las publicadas por la mayoría de las entidades que forman el banco liderado por Caja Madrid, con un 5,4%, y Bancaja, con un 5,15%. Los datos de todas las entidades, recogidos de los informes anuales de 2010, darían como resultado una morosidad del grupo del 5,6%, de acuerdo al peso de cada entidad en el banco, según los cálculos efectuados por este periódico.

¿Por qué el cambio?

"Bankia ha aplicado un nuevo sistema, más prudente y exigente en el cálculo de la ratio de morosidad. La tasa sube debido al que el denominador es inferior, puesto que no se incluyen algunas partidas del activo (titulizaciones y renta fija) que venían incluyéndose en las cajas. La nuevo ratio recoge la tasa de morosidad de los créditos a la clientela y los pasivos contingentes; es decir, el negocio con clientes. El concepto anterior era una tasa de morosidad sobre riesgos totales", explican desde la entidad financiera.

La iniciativa no ha salido del Banco de España, sino de la propia Bankia, con el objetivo de aportar la mayor transparencia posible a los inversores. "Es una medida [...] que limita el cálculo de la ratio de morosidad a las partidas de clientes del balance que la concentran, con el objetivo de adecuarse a estándares europeos y a las ratios que manejan habitualmente las agencias de rating. El Banco de España no solicita el cálculo de esta manera sino que lo único que requiere es que la ratio que se publique indique qué partidas del balance comprende", añaden en la entidad.

Las ratios de cada caja

La entidad presidida por Rodrigo Rato dio a conocer una ratio de morosidad del 5,44% a cierre de 2010 y basa la cifra en unos activos dudosos de 7.261 millones de euros. Bancaja asegura que su ratio de morosidad alcanzó el pasado ejercicio el 5,15%, frente al 4,31% de finales de 2009. La entidad valenciana puntualiza que "si no se tuviesen en cuenta las garantías reales, al considerar que los riesgos se encuentran completamente cubiertos, la ratio de morosidad se situaría en el 1,22% [...]".

Caja Madrid lidera Bankia con un peso del 52,06%, seguida de Bancaja, con el 37,70%. Los activos de ambas entidades representan, por lo tanto, el 89,76% del grupo. Las ratios de morosidad del resto de las cajas de las cajas del grupo a cierre de 2010 son diversas. Destaca la de Caja de Ávila, que casi la ha triplicado, al pasar del 5,7% al 15,7%. La de Caja Rioja se situó en el 4,0%; la de Caja Segovia, en el 4,66%; y la de Caja de Canarias, en el 5,85%, según sus respectivos informes anuales. Caixa Laietana no publica el dato de 2010, pero indica que el incremento se situó en línea con el del sector, que en el caso de las cajas de ahorro fue del 13,7%. En 2009, la ratio de morosidad de la caja catalana se sitúo en el 5,47%.