El futuro de Banco Base

Las alternativas a la fusión

1. Ruptura de Banco Base. La supervivencia de la entidad se debate en las asambleas que hoy celebran CAM, Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, sin que haya muchas probabilidades de que den su visto bueno a la viabilidad del banco. En el orden del día está la votación sobre el traspaso de los activos financieros a un banco, el único trámite que quedaba pendiente. Pero la fuerte división interna y la elevada petición de ayudas al FROB, que daría al Estado el control absoluto de la entidad, deja sin argumentos los motivos que en su día impulsaron a las citadas cajas a abordar la fusión.

2. Separación de la CAM. La delicada situación financiera de la caja alicantina ha sido el detonante de un duro desencuentro con Cajastur. La caja asturiana ha puesto en evidencia unos ratios de morosidad muy superiores a lo previsto en la caja alicantina, cuya situación patrimonial sería además la principal causa de la elevada ayuda pública que requiere Banco Base para recapitalizarse. La separación de la CAM del proyecto eliminaría este foco de tensión y de déficit de capital. Eso, sí, una CAM en solitario requeriría una fuerte inyección de dinero público, incluso su intervención.

3. Nuevo proyecto de fusión. La marcha de la CAM dejaría a Banco Base sin el tamaño con el que figurar entre las principales entidades de ahorro del país y podría abrir un nuevo periodo en el que buscar una alianza alternativa con otra caja. No en vano, Baco Base surgió como la tercera caja de ahorros, pero la marcha de la CAM -con un volumen de activos de 74.000 millones de euros- dejaría a la entidad con un volumen de activos de alrededor de 55.000 millones y la haría retroceder en el ranking. Así, de la tercera pasaría a la novena posición, por detrás de BMN. Y la fórmula con la que recuperar el tamaño perdido sería un nuevo proyecto de fusión. El proceso de consolidación de las cajas aún no está cerrado y la catalana Unnim ya ha manifestado su interés en pactar una alianza que evite tener que pedir ayudas públicas para cumplir con los nuevos requisitos de capital del Banco de España.

4. Continuidad del proyecto. A la vista de la fuerte división interna y de las elevadas necesidades de capital, la continuidad del proyecto de Banco Base resulta poco probable. Si la entidad recibe hoy el apoyo de las respectivas asambleas de las cajas que forman el banco, la viabilidad de Banco Base pasa por recibir al menos los 1.447 millones de euros de déficit de capital que detectó el Banco de España. La inyección de los 2.785 millones que pide el grupo supondría prácticamente la nacionalización total de la entidad.