Examen ante el Banco de España

Banco Base pide al FROB 2.785 millones de euros para ser viable

Banco Base, integrado por Cajastur y las cajas del Mediterráneo (CAM), Cantabria y Extremadura, está abocado a desaparecer. Su consejo ratificó ayer pedir al FROB 2.785 millones de euros, acuerdo que ya se adoptó el 23 de marzo, 1.250 millones más de lo previsto.

Banco Base pide al FROB 2.785 millones de euros para ser viable
Banco Base pide al FROB 2.785 millones de euros para ser viable

El futuro de Banco Base parece que ha muerto antes de nacer. Necesita para ser viable 2.785 millones de euros, frente a los 1.447 millones fijados de mínimo por el Banco de España para cumplir con el 10% de core capital. Esta cifra se suma a los 1.493 millones de FROB solicitados por este grupo el pasado año, pero aún no desembolsado por el Estado.

Supone que el nuevo grupo nacería con un valor en libros de 4.600 millones de euros, de los que 4.278 millones corresponderían a ayudas públicas, razón, explican varias fuentes de Banco Base, por la que "el proyecto es irracional. No tiene sentido", explican fuentes de este grupo. Y añaden que "sería un banco con una mayoría aplastante de capital del Estado y ese no es el proyecto que queríamos construir. Todos tendríamos que diluir nuestras participaciones".

Ayer finalizó el plazo para que Banco Base, como el resto de cajas que necesitan recapitalizarse remitieran al Banco de España sus planes de recapitalización. El grupo que encabeza Cajastur y CAM remitieron por la mañana su plan, pero la sorpresa fue que en vez de solicitar al FROB los 1.447 millones previstos la cifra alcanzó los 2.785 millones "cantidad que se ha estimado la necesaria para que el proyecto sea viable y pase con holgura las próximas pruebas de estrés", señala una fuente conocedora del acuerdo aprobado el pasado 23 de marzo y ratificado ayer por unanimidad por Banco Base. Esta es la cantidad que se ha remitido al supervisor como la necesaria para que este proyecto salga adelante. El déficit detectado ahora corresponde, según varias fuentes, a CAM, única entidad de las cuatro que forman Banco Base que necesita una inyección de fondos para cumplir individualmente con los nuevos requisitos de capital.

Varias fuentes aseguran que el Banco de España en un acta del 18 de enero reclamó a CAM una nueva revisión de sus necesidades de provisiones por más de 600 millones de euros, lo que ha derivado en lo que Cajastur, Cantabria y Extremadura consideraban un nuevo ajuste de los activos del banco.

Tras el consejo de Banco Base celebrado ayer, las cajas celebraron también sus respectivos consejos para dar a conocer a sus miembros los nuevos datos y facilitar a todos, incluso a los consejeros generales que lo soliciten, un informe en el que se explica detalladamente la proveniencia de las nuevas necesidades de capital.

Mañana miércoles se someterá a aprobación ante las asambleas extraordinarias de cada unas de las cuatro cajas la segregación de sus activos a Banco Base, y todo apunta a que la operación no saldrá adelante, ya que aunque decidan excluir a CAM del proyecto los activos de las tres cajas restantes son demasiado pequeños para ser viables en un futuro.

Ahora buscarán otro SIP o entidad para su fusión. Ibercaja puede ser una buena opción, mientras que CAM podría ser intervenida.

Unnim busca una fusión que le permita evitar al capital público

Unnim baraja un par de opciones para enderezar su déficit de capital de 380 millones de euros. La entidad que agrupa a las cajas del Vallès se ha marcado como primer objetivo "llevar a cabo una alianza (...) para ganar dimensión y eficiencia". Este paso podría materializarse a través de una fusión tradicional, de un nuevo sistema institucional de protección (SIP) o sumándose a algún grupo existente.

Jordi Mestre, nuevo director general de la entidad catalana, está a cargo de la ronda de contactos. Fuentes del sector indican que habría mantenido conversaciones con Banca Cívica, Unicaja, Ibercaja y las cajas vascas.

Unnim trata de asociarse con entidades que presenten una buena complementariedad. Precisamente, son las firmas de otras regiones las que ofrecen un menor solapamiento, por lo que sus intenciones van en contra de las preferencias de la Generalitat de Cataluña.

La segunda alternativa que sopesa Unnim es culminar el proyecto de bancarización en el que trabaja desde hace varios meses. En este caso, la entidad constituiría un banco al que traspasaría su negocio financiero y la totalidad de sus activos y pasivos. Luego, abriría su capital al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La caja aprovechó para indicar que ya ha cumplido el 80% de los cierres de sucursales previstos con la integración de las cajas de Sabadell, Terrassa y Manlleu, así como la mitad del ajuste de plantilla, informa Eduardo G. Ercoreca.