El precio de entrada, clave

El Estado inyectará como mínimo 6.500 millones en las cajas

FROB, Bolsa o inversores institucionales, no hay más opciones. Las entidades financieras deben presentar hoy sus planes de capitalización al Banco de España.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez

Son ocho las entidades en el punto de mira del mercado. Todas ellas, cajas. Algunas ya han anunciado sus estrategias, pero hay algunos casos espinosos y otros con varias opciones todavía muy abiertas. El peor escenario supondría la entrada del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con 14.077 millones de euros. El mejor reduciría la cifra a unos 6.500 millones.

Una portavoz del Banco de España ha descartado que el supervisor comunique nada sobre las estrategias presentadas. Dispone hasta el 14 de abril para darles luz verde o exigir modificaciones. El 28 del mismo mes las entidades deberán haberlas aprobado y antes del 30 de septiembre implementadas, salvo si se propone captar inversores privados o salir a Bolsa. En estos casos, los plazos acaban a finales de año y a cierre de marzo de 2011, respectivamente.

La Bolsa era la tabla de salvación para las cajas de ahorros. Les permitiría colocar el 20% del capital entre terceros inversores y reducir su ratio de capital principal necesario desde el 10% al 8%. En las últimas sesiones, sin embargo, esta opción ha perdido fuerza. Las rebajas que exige el mercado respecto al valor contable de los activos -de hasta el 60%, según fuentes financieras- implicarían malvender las entidades. Y todavía no han llegado a ese punto de acuciante necesidad.

La opción de recurrir al FROB se plantea ahora como un mal menor. El Estado compraría preferentes convertibles en acciones y permanecería en el capital durante un máximo de cinco años. Vencido el plazo, el FROB tendría que vender las acciones. Las entidades se guardan, no obstante, una tercera carta en la manga: recomprar las participaciones antes de que se cumplan dos años desde su nacionalización parcial.

Uno de los puntos clave será el precio al que el Estado entrará en las cajas de ahorros. En el mercado varias voces alertan ya de que los precios a los que se realicen las inyecciones no deben exceder entre 0,6 y 0,7 veces el valor en libros. En caso contrario, la reestructuración carecerá de credibilidad.

"Dadas las pobres perspectivas de beneficios para el negocio bancario doméstico en los próximos años, consideramos que un múltiplo razonable para una entidad con un balance limpio debe rondar una vez el valor en libros. Si a eso le sumamos los 38.000 millones de pérdidas futuras que esperamos para las cajas, el múltiplo cae a entre 0,6 y 0,7 veces valor en libros", explica Arturo de Frías, de Evolution Securities.

A continuación, se exponen las estrategias, anunciadas yposibles, de las cajas de ahorros que incumplen los nuevos ratios de solvenciaque el Gobierno les exige:

Bankia Caja Madrid, Bancaja, Caixa Laietana, Caja Insular de Canarias, Caja de Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja.

Sus necesidades de capital se sitúan en 5.755 millones de euros, pero estas quedarían reducidas a 1.795 millones si sale a Bolsa. Quiere estar en el parqué a finales de octubre y ya ha contratado a los coordinadores de la OPV: UBS, Deutsche Bank, JPMorgan y Merrill Lynch. Está por ver el precio de colocación.

Banco Mare Nostrum. Caja Murcia, Caixa Penedès, Sanostra y Caja Granada.

El consejo de administración ha acordado sacar como mínimo el 20% de su capital a Bolsa. Desde el departamento de banca de inversión de una gran entidad extranjera apuestan por la entrada de inversores privados más que por un debut en el parqué. Si no consigue ninguna de las dos opciones anteriores, tendrá que pedir al FROB unos 637 millones de euros.

Caja Duero-España

Las dos grandes cajas castellanas, ahora fusionadas, están en conversaciones para crear un banco junto con Unicaja. Esta unión les liberaría de tener que recibir ayudas, dar entrada a inversores privados o salir a Bolsa. Su ratio de capital principal quedaría por encima del 10% exigido.

Banco Base CAM, Cajastur, Caja Cantabria, Caja Extremadura y CCM

El grupo ha anunciado hoy que renuncia a salir a Bolsa pedirá ayudas por unos 2.800 millones de euros al FROB.

Banca Cívica Caja Navarra, Caja de Burgos, Caja Canarias, Cajasol y Caja Guadalajara.

Su ratio de capital principal se sitúa en el 8,05%, le quedan casi dos puntos porcentuales por conseguir. Ya ha anunciado que tratará de colocar hasta un 40% de su capital en el parqué.

Unnim Caixa Sabadell, Caixa Terrasa, Caixa Manlleu

El grupo de cajas de ahorros continúa estudiando todas las opciones a su alcance y negociando su eventual integración en otros grupos. Si finalmente recurre al Estado, le pedirá 568 millones de euros.

Catalunya Caixa Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona.

Necesita 1.718 millones de euros para llegar al 10% de capital principal y la semana pasada anunció que se los pedirá al FROB.

Novacaixagalicia Caixa Galicia y Caixa Nova

Sus necesidades de capital asciende a 2.622 millones, pero la caja gallega ha anunciado que trabaja para captar entre 650 y 1.000 millones entre inversores privados. Si consigue la cifra máxima de esta horquilla, reducirá la inyección del FROB a unos 1.600 millones.