Caja España-Duero

La unión con Unicaja rescata a la castellana

La caja castellana podrá resolver su déficit de capital -de 463 millones de euros- gracias a su fusión con Unicaja, la entidad de ahorro con el ratio de capital básico más elevado, del 13,1%. Su unión no necesitará por tanto de ayudas públicas y será la principal carta de presentación de Caja España-Duero ante el Banco de España en la hoja de ruta que deberá estar lista para el próximo lunes. El proyecto de fusión está aún en fase preliminar pero en un punto de maduración suficiente como para disipar dudas sobre el cumplimiento de los requisitos de capital de la caja castellana. Su consejo de administración se reunió ayer y aprobó el nombramiento de José María de la Vega como nuevo director general, en sustitución del dimitido Lucas Hernández. Y el consejo de Unicaja también aprobó ayer la creación de un banco. La previsión es que ambas entidades concreten con más detalle los términos de su fusión a mediados de abril.