Concentración bancaria

La Rural de Almendralejo ultima un SIP con cinco cooperativas andaluzas

La Caja Rural de Almendralejo ultima la constitución de un sistema institucional de protección (SIP) con cinco cooperativas andaluzas de ámbito local. Son la sevillana Rural de Utrera y las cordobesas de Rural de Baena, Adamuz, Nueva Carteya y Cañete de las Torres.

Esta es la sexta alianza cooperativa que se constituiría en España después de la formación de Grupo Cooperativo Cajamar, Cajas Rurales del Mediterráneo (CRM), Globalcaja, Grupo Ibérico y la Nueva Caja Rural de Aragón

La fusión virtual liderada por Caja Almendralejo sumaría 1.016 millones de euros en activos, 205 empleados y 61 oficinas, según datos de la patronal Unacc de 2009. Aquel año, las cinco cajas asociadas cosecharon un resultado conjunto de 6,8 millones de euros.

Fuentes oficiales de Caja Almendralejo declinaron hacer comentarios. El proyecto todavía debe presentarse oficialmente al Banco de España. El supervisor exige a los integrantes de fusiones virtuales que mutualicen todos sus beneficios y se den respaldo ilimitado.

La entidad pacense ha sido una de las principales promotoras de Solventia, un SIP de ámbito nacional que agrupaba a una treintena de rurales de ámbito local y comarcal. Sin embargo, el supervisor no otorgó su aprobación a esta iniciativa apadrinada por AFI porque sus integrantes sólo ponían en común un 40% de los resultados.

La otra gran alianza nacional de rurales, asesorada por Uría y Management Solutions, también habría encallado al tratar sus promotores de establecer su apoyo mutuo a través de un contrato en lugar de constituir como cabecera una entidad de crédito. Aquel proyecto estaba encabezado por las principales rurales del país (Navarra, Ruralcaja, Sur y Granada).

Ante el tropiezo de estas dos iniciativas, las cooperativas parecen haber decidido agruparse por bloques regionales. Así es como han aparecido grandes cooperativas de crédito en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón y el Sur de España.

El Banco de España desveló el pasado 10 de febrero las ratios de solvencia de la banca española. Todas las cooperativas de crédito del país superaron el umbral del 8% fijado, puesto que no dependen de los mercados mayoristas para financiarse. El principal objetivo de las fusiones entre rurales es mejorar la eficiencia operativa a través de la consecución de economías de escala.