Según la agencia de calificación S&P

La banca española necesitaría 64.000 millones adicionales en el peor escenario imaginable

El sistema financiero español necesitaría captar fondos adicionales por importe de 64.000 millones de euros para cumplir con un umbral mínimo de capital del 7%, en un hipotético escenario de extrema tensión dibujado por la agencia de calificación Standard & Poor's.

En este escenario de extrema tensión, el PIB de España sufriría una caída agregada entre 2011 y 2015 del 20%, la tasa de paro alcanzaría el 25%, mientras el desplome bursátil sumaría un 70% y el precio de la vivienda bajaría un 45%. Una situación que la propia calificadora de riesgos se ha apresurado a subrayar que "este no es su escenario base, sino una simulación". "No pensamos que vaya a producirse un 'shock' sistémico de este calado", ha puntualizado la responsable de crédito de S&P para la región EMEA (Europa, Oriente Próximo y Africa), Blaise Ganguin.

En su análisis del sector financiero del Viejo Continente, S&P ha analizado la resistencia de los 99 bancos europeos calificados por la agencia, de los que un total de 22 entidades, representativas del 70% del total del sistema bancario de Europa Occidental, necesitarían apoyo adicional al registrar una ratio de capital inferior al 7% bajo este escenario de estrés.

En concreto, la calificadora de riesgos calcula que serían necesarios 161.000 millones de euros adicionales para hacer frente las necesidades de capital extraordinario de las entidades analizadas, incluyendo también 34.000 millones correspondientes a las 16 cajas de ahorros españolas no examinadas por la agencia, por lo que la factura de la recapitalización para el conjunto del sistema financiero europeo ascendería a una horquilla de entre 200.000 y 250.000 millones.

La cifra de 64.000 millones adicionales estimada para que el sistema financiero español alcanzase una ratio de capital del 7% representa el mayor impacto en valores absolutos entre todos los países analizados, por delante de los 34.000 millones necesarios en Grecia, los 23.000 de Italia, los 19.000 de Irlanda y los 10.500 de Portugal

Sin embargo, atendiendo a la relación de estas cifras respecto al PIB de cada país, Grecia e Irlanda, con una aportación del 14,7% y el 12,2% respectivamente, y Portugal, con un 6,1%, soportarían un mayor peso por la recapitalización de sus bancos, puesto que en el caso de España representa un 6% del PIB.