Los inversores hunden la deuda irlandesa a corto plazo

Las dudas sobre Portugal llevan su bono al umbral del 7,5%

El bono portugués a 10 años se ha encarecido hoy en 0,13 puntos básicos, el triple que el español, y roza ya el 7,5% por las dudas respecto al último plan de ajuste de Lisboa.

Una vez rescatada Irlanda, el foco de las presiones de los mercados se concentra en Portugal. El Gobierno socialdemócrata de José Sócrates acaba de presentar el cuarto plan de ajuste en un año, pactado con Bruselas y el Banco Central Europeo. Sin embargo, Sócrates ha advertido de que el nuevo ajuste no saldrá adelante si es rechazado por la oposición de centroderecha. En tanto se resuelve su aprobación parlamentaria, el bono portugués a diez años se ha encarecido hoy en 0,13 puntos básicos, tres veces más que el español, y ya roza la barrera del 7,5%.

Pese a que ya están resueltos los últimos flecos del fondo de rescate permanente que entrará en vigor a mediados de 2013, el mercado todavía desconfía de las soluciones europeas ante la crisis de deuda. La cumbre del jueves y el viernes debe resolver de una vez por todas los últimos flecos del futuro fondo de rescate, so pena de incentivar los ataques financieros.

Mayores rendimientos a corto plazo

Una avalancha de órdenes de venta ha provocado el hundimiento de los precios de los bonos irlandeses y portugueses a corto plazo, llevando sus rendimientos -que se mueven a la inversa- por encima del 10%.

Las ventas masivas de bonos irlandeses a dos años han llegado a disparar su rendimiento hasta el 10,13%, según Bloomberg. Esta tasa era superior, de hecho, a la rentabilidad de la deuda del país a 10 años.

Los expertos dudan del nuevo mecanismo de rescate. "Todavía existe mucha incertidumbre", señala Elwin de Grrot, de Rabobank, en declaraciones a Bloomberg. Por si fuera poco, han vuelto a surgir dudas sobre el sistema financiero irlandés. Los bancos del país necesitarían otros 20 millones de euros de capital para absorber las pérdidas derivadas de la venta rápida de activos, según un informe de la firma de análisis Davy citado por Bloomberg.

También la deuda griega está en el punto de mira. El rendimiento del bono público heleno supera el 14%, frente al 12,3% de su homólogo a 10 años. En cambio, la prima de riesgo española, medida como el diferencial de la rentabilidad del bono a 10 años frente al alemán, se mantiene estable en los 190,7 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual).

Los expertos consultados por Bloomberg relacionan la escalada del rendimiento de la deuda irlandesa con la frenada protagonizada por el euro frente al dólar. Después de haber alcanzado esta mañana su récord desde enero del año pasado en los 1,425 dólares. En este momento, sin embargo, retrocede hasta las 1,4191 unidades del billete verde.