Las 'telecos' tiran de las Bolsas

Ni el riesgo nuclear ni la crisis libia impiden que el Ibex derribe la resistencia de los 10.500

Alto en el goteo bajista. "Ha sido un día aburrido pero sin miedos. Visto lo visto, no veo ningún problema para que el Ibex vaya a atacar por enésima vez la resistencia de los 11.000 puntos", explica un operador. El Ibex ha subido un 2,38% hasta los 10.574,40 puntos.

No hay más ciego que el que no quiere ver. La tragedia japonesa sigue en el primer plano de todas las televisiones; la ofensiva de la comunidad internacional contra Gadafi también está presente; y la crisis económica y la posible subida de tipos en la zona euro en abril continúan ahí. Pero los operadores han preferido pulsar los botones de compra. La operación de AT&T con Deutsche Telekom ha dado alas a telecos europeas. Las alzas han sido generalizadas.

Desde el minuto uno de la sesión, la jornada ha sido una balsa de aceite. El Ibex ha cerrado de hecho en los niveles más altos de la sesión. No ha habido esta vez un sector al que se puedan atribuir las ganancias de la Bolsa española, al menos no de forma exclusiva. El Ibex ha conseguido vencer la zona de resistencia intermedia que tiene en torno al os 10.500 puntos. Solo un valor del Ibex -Gamesa- ha terminado con caídas.

Es cierto, sin embargo, que todas las 'telecos' europeas estaban eufóricas después de la operación cerrada ayer por Deutsche Telekom con AT&T. La operadora teutona se ha disparado un 11,26%. Telefónica ha cerrado con una subida del 2,25% y France Télécom ha sumado en torno a un 3%.

IBEX 35 9.194,20 -0,57%

"No me extrañaría nada que el Ibex se acercara a la resistencia de os 11.000 puntos. Cuando menos te lo esperas, las Bolsas dan la campanada", explica Luis Benguerel, de Interbrokers. El operador no ha notado ninguna tensión en los índices de crédito como el Itraxx. Y la prima de riesgo de la deuda española se ha mantenido a la baja, en los 191 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual), frente a los 198 puntos del pasado viernes.

El resto de los parqués europeos concluyeron también con importantes subidas, que oscilaron entre el 1,19% del FTSE británico y el 2,47% del Cac francés. La apertura fuertemente alcista de Wall Street permitió a las Bolsas del Viejo Continente consolidar los avances que habían registrado a lo largo de toda la sesión. A las 17.30 (hora española), el Dow Jones y el S&P 500 avanzaban en torno a un 1,5%.