La bajada de tarifas es general en Europa

Yoigo lanza una guerra de precios en internet móvil y llamada internacional

Johan Andsjö, primer ejecutivo de Yoigo, anuncia que se lanza a una guerra de precios en llamadas internacionales e internet móvil. La operadora, que elevó su base de clientes de 1,5 a 2,3 millones, prepara una ofensiva en conexiones celulares de portátiles.

Yoigo lanza una guerra de precios en internet móvil y llamada internacional
Yoigo lanza una guerra de precios en internet móvil y llamada internacional

El consejero delegado de Yoigo, Johan Andsjö, se muestra exultante, tras cerrar 2010 con Ebitda positivo. La evolución del número de clientes también le da motivos de satisfacción al pasar de 1,5 a 2,3 millones en doce meses.

En una larga charla Andsjö explica que los objetivos de la participada de Telia-Sonera en 2011 pasan por "consolidar la tarifa llamada la del cuatro, crecer en la penetración en banda ancha que se prestan a través de smartphones, aumentar la velocidad de la red hasta 21 megas y lanzar una campaña de educación en el internet celular a través de nuestra red de ventas".

Este abanico de objetivos se va a lograr entrando en "una guerra de precios en el mercado español", asegura el ejecutivo. España, en su opinión, sigue una evolución similar a la de los países nórdicos y de centro Europa, "aunque con algunos años o meses de retraso".

"La rebaja de tarifas empieza en Europa y llega meses después a España"

Andsjö está persuadido de que, en Europa primero y en España después, ya hemos vivido "tres secuencias de esta guerra de precios". El primer episodio se dio con la entrada del cuarto operador, "que tiró las tarifas para hacerse un hueco en el mercado". El segundo fue "la guerra de la fidelización con la compra de redes sociales". El tercer capítulo llegó con los operadores virtuales.

Ya en presente de indicativo, Andsjö asegura que el cuarto episodio, "en el que entramos ahora en España, se produce cuando los operadores presionan los precios en segmentos determinados". El frente principal es el de las llamadas internacionales. "Es un nicho muy importante por el boom en toda Europa de los inmigrantes".

En España las hostilidades las han abierto Lebara, Happy Móvil, ACN y Yoigo. Andsjö reconoce que "Lebara y Happy Móvil han tenido éxito porque tienen tarifas interesantes para conectar con los países con mayor peso en la inmigración: Colombia, Ecuador, Rumanía, Marruecos. Han ganado 300.000 clientes en un año y medio".

Sobre ACN señala que "es una organización distinta que no opera con su propia marca. Tiene una estructura en forma de pirámide y en este momento recluta distribuidores". Del posicionamiento de Yoigo en este segmento asegura que "hemos lanzado un servicios que se denomina Llamadas IP y es muy sencillo de utilizar. Si yo voy a llamar a Suecia, en mi móvil marco doble asterisco y después el número con el que quiero contactar y hago la llamada por la red de internet".

Andsjö dice que las grandes operadoras tienen difícil responder. "Negocian contratos en base a las llamadas nacionales y por debajo meten unos precios para las conexiones internacionales con un gran margen. El operador consigue hasta el 97% del beneficio en cada llamada". En una conexión con Suecia cobran 60 céntimos por minuto cuando su coste de interconexión es de 9 céntimos.