Japón afronta su peor desastre natural

Europa apoya realizar test de seguridad a las nucleares

Merkel suspende el plan para alargar la vida de las centrales.

Europa plantea revisar la seguridad de sus centrales nucleares realizando tests de resistencia, tal y como propuso Austria el fin de semana, para evitar que se produzcan riesgos como el que amenaza a las plantas de Japón tras el terremoto y el tsunami que azotaron el país el viernes. De hecho, los ministros de Medio Ambiente de todos los países miembros de la UE, que se reunieron ayer, estuvieron de acuerdo, incluidos los favorables a la energía nuclear, en que "es importante apurar cualquier posibilidad de mejora en las garantías de seguridad de la población", según contó en rueda de prensa la secretaria de Estado española de Cambio Climático, Teresa Ribera.

Respecto de la política de alargamiento de la vida de las centrales nucleares, Ribera dijo que no es el momento de entrar en ese debate, ya que lo primero ahora es la seguridad de la población y extraer lecciones de lo ocurrido. Incidió en que tampoco se puede perder de vista la necesidad de obtener "una seguridad de suministro a precios razonables".

Por otro lado, el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, convocó para hoy una reunión en la que se analizará un posible refuerzo de los estándares comunes de seguridad nuclear. En principio, estaba previsto que asistieran los directores de las plantas nucleares europeas, las compañías gestoras, las autoridades nacionales en materia de seguridad y expertos de los Veintisiete. Oettinger decidió posteriormente extender la invitación a los ministros de Energía de la UE, según confirmó su portavoz, Marlene Holzner.

La Comisión no confirmó si se van a debatir las políticas de prolongación de la vida de las centrales nucleares, adoptadas por países como España, Alemania o Bélgica. æscaron;nicamente, afirmaron que ese tipo de decisiones no competen a Bruselas, sino a los Gobiernos nacionales.

De momento, Alemania ya anunció ayer una moratoria de tres meses para la norma que contempla ampliar la vida útil de sus centrales nucleares hasta 14 años.

La canciller alemana, Angela Merkel, admitió que la catástrofe nuclear en Japón obliga a replantearse la seguridad de las plantas nucleares también en Alemania. "Ante la duda, debe primar la seguridad", dijo.

La canciller recordó que su Gobierno ordenó ya el pasado sábado un estudio exhaustivo sobre la seguridad de los 17 reactores nucleares en funcionamiento para evitar posibles riesgos.

Por su parte, Suiza anunció ayer "la suspensión de las licencias para la construcción de tres centrales nucleares para revisar las normas de seguridad". El país cuenta con cinco reactores nucleares en funcionamiento que generan aproximadamente el 40% de la electricidad que consume. Sin embargo, varias de las centrales acaban su vida útil en los próximos años. El Gobierno del país había aprobado la construcción de tres plantas que entrarían en funcionamiento en 2012.

Las autoridades finlandesas anunciaron una revisión de las medidas de seguridad de los reactores nucleares. "Hemos acordado una revisión de los riesgos de seguridad y del suministro eléctrico y su funcionamiento en todas las situaciones", señaló el ministro de Asuntos Económicos, Mauri Pekkarinen en referencia a la autoridad nuclear finesa.

Terremoto, resistencia de las plantas y debate

Si bien la catástrofe japonesa ha reabierto el debate sobre la prolongación de la vida útil de las centrales españolas, para la presidenta del Foro de la Industria Nuclear Española, María Teresa Domínguez, de este hecho debe desprenderse el mensaje de que las centrales poseen una "fortaleza de diseño muy importante", capaces de soportar un terremoto de nueve grados, un tsunami y sesenta réplicas.

A su juicio, estos hechos no deben interferir negativamente en el debate y la toma de decisiones que puedan adoptarse en España en cuanto a la prórroga de la vida útil de las plantas españolas, sino "todo lo contrario". "Si alguien se aprovecha de esto para ir en contra de la energía nuclear, estará haciendo un mal servicio a la sociedad", subrayó. La energía nuclear proporcionó en 2010 el 20,21% de toda la electricidad generada en España, según datos del Foro.

El PSOE defendió que no es el momento de abrir el debate sobre este asunto. La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, aseguró que la seguridad en las centrales nucleares será "siempre la máxima prioridad" e instó a reflexionar y a realizar "un examen de forma previa a alargar la vida útil de las centrales".

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, recalcó que las centrales nucleares de España son seguras. El PP destacó que solo aceptaría nuevas centrales si lo avalan los técnicos. IU reclamó, sin embargo, un calendario de cierre.

Por su parte, el Colegio de Geólogos aseguró que todas las centrales nucleares en España están fuera de riesgo sísmico y la Asociación de Municipios en áreas con centrales nucleares (AMAC) trasladó un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía.

En el mundo

Hay unos 437 reactores nucleares operativos repartidos en 30 países. Esa es la cuenta más reciente, de enero de 2010, del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). La potencia de generación de energía asciende a 370.187 megavatios (MW).

El país con más número de reactores es Estados Unidos (unos 104), seguido de Francia (59) y Japón, que cuenta con 54. La planta nipona de Fukushima Daiichi, donde tres de los seis reactores se han visto dañados por el terremoto del 11 de marzo, es una de las 25 más grandes del mundo, con 4.700 MW.

Hay otros 55 reactores en construcción en el mundo. Hay plantas en proyecto en Estados Unidos, Francia, Japón, Rusia, Corea del Sur, India y China.