La autoridad europea perfila los test de estrés de junio

Dos pruebas de esfuerzo para el Banco de España

La Autoridad Bancaria Europea inicia hoy los contactos centrales para dar a conocer la metodología de los test de estrés europeos. Bancos y cajas ya conocen un borrador de las condiciones que se asumirán en los citados test

Mientras que los bancos y las cajas españoles continuarán con la resaca de la publicación de las necesidades de recapitalización del sistema financiero español, que el Banco de España dará a conocer hoy por la tarde, la Autoridad Bancaria Europea (EBA en sus siglas en inglés) ha citado a un grupo selecto de bancos europeos para participar en una conferencia cuyo objetivo es explicar de forma detallada y apuntar observaciones sobre la metodología que se va a aplicar a las pruebas de esfuerzo europeas.

Los bancos que participarán en este encuentro serán contactados por sus respectivas autoridades supervisoras. Así, en el caso de las entidades españolas serán citados por el Banco de España.

El objetivo de esta conferencia es actualizar por completo y despejar todas las dudas y admitir sugerencias del sector, sobre la metodología que se va a emplear en los nuevos test de estrés europeos que se publicarán el próximo mes de junio.

La EBA tiene previsto, además, distribuir ese día la metodología definitiva de estas pruebas. Bancos y cajas, de hecho, ya conocen desde el pasado 2 de marzo, una plantilla borrador del entorno macroeconómico que se va a aplicar en la nueva prueba y que el Banco de España ya ha aplicado, aprovechando que todas las entidades financieras debían presentar auditados sus datos de solvencia, liquidez y riesgo inmobiliario con datos de cierre de año de 2010.

Hoy, de hecho, el supervisor comunicará a cada banco y caja su situación de solvencia y sus necesidades de recapitalización si es que debe obtener fondos del mercado para llegar a los nuevos mínimos de capital principal impuestos por el Gobierno del 8% para las entidades que cotizan y del 10% si no cotizan o no tienen un 20% de inversores privados en su capital y dependen en más de un 20% de la financiación mayorista.

El Banco de España, además, ha comunicado a las entidades las necesidades adicionales de capital que tienen para superar las pruebas de esfuerzo. Bankinter ha sido la primera en hacer públicas ambas necesidades. Con un core capital del 6,9% necesita 333 millones de euros para llegar al 8%, pero emitirá 406 millones de euros en bonos convertibles para alcanzar el 8,23% y aprobar así estas pruebas de estrés.

2.000 millones de euros para Bankia

Bankia, el banco integrado por Caja Madrid, Bancaja, Caixa Layetana, y las cajas de Ávila, Segovia, La Rioja y Caja de Canarias, necesita, según explican varias fuentes de la entidad, 2.000 millones de euros para alcanzar un core capital del 8,5%, porcentaje que considera ahora correcto para estrenarse en el parqué. Ahora tiene un 7%. Este banco, tercero de España, prevé captar este capital en Bolsa si es posible en junio, aunque puede ser muy precipitado, apuntan varias fuentes. Estos 2.000 millones de euros equivalen a algo más de un 20% de la capitalización en la que inicialmente se valora Bankia.

Novacaixagalicia, con un core capital inferior al 6% según reconoce el Banco de España, es una de las entidades más débiles del sistema financiero español y proporcionalmente de las que necesitan más capital para alcanzar el 8% si al final triunfa su pretensión de crear un banco e incorporar capital privado y FROB. Sus necesidades de capital se sitúan en unos 1.500 millones de euros, según apuntan varias fuentes. La caja gallega negocia contrarreloj la venta de activos para mejorar su coeficiente de solvencia. El Banco de España considera que la venta de participaciones, oficinas y otros activos se está retrasando. Ahora negocia la venta de unas 300 oficinas situadas en Galicia, Asturias y León a La Caixa. Antes negoció con Banco Sabadell y con Santander.

Catalunya Caixa pretende, como Unnim, una solución catalana. Espera crear un banco y dar entrada al FROB durante dos años, con lo que tendría margen para buscar capital en este periódo. La caja catalana no descarta, incluso, convertirse en fundación. El director general de la propia caja, Adolf Todó cifró en 1.700 millones de euros las actuales necesidades de capital de Catalunya Caixa para llegar a un core capital del 10%, que necesita al no cotizar. Unnim necesita algo menos de 300 millones de euros para llegar al 8,5% de capital principal.

Caja España y Duero tiene en la actualidad un core capital del 8,2%, lo que le sería suficiente si cotizase. Esta caja busca sumarse a una caja o SIP ya creado. De momento, negocia con Mare Nostrum, pero no descarta otras opciones. Si se suma a una entidad que cotice podría evitar nuevas medidas de recapitalización.

Banca Cívica, la otra entidad que suspendió las últimas pruebas de estrés de julio pasado y que ha necesitado FROB por casi 1.000 millones de euros tras sumarse Cajasol, parece que tiene cubiertas inicialmente sus necesidades de capital siempre que cotice, algo que pretende hacer en cuanto el mercado se lo permita. Su idea es sacar a Bolsa cerca de un 40% del banco.

El Banco de España ha cifrado en 20.000 millones las necesidades de capital total de las entidades financieras españolas, cifra que según los bancos de inversión consideran escasos.

Las otras pruebas de estrés

Las nuevas pruebas de estrés europeas analizarán los ejercicios 2010, 2011 y 2012. Este ejercicio de transparencia abarca 88 bancos en Europa, que representan el 65% de los activos totales del sistema financiero europeo, y al menos el 50% de los sectores bancarios nacionales miembros de la UE.

Las pruebas se llevarán a cabo entre marzo y abril y se publicarán en junio.

El martes, varios periódicos internacionales calificaban de laxos algunos de los escenarios bajo los que se examinarán los balances de los bancos. Afirmaban que eran más benignos que los empleados hace un año. EBA tuvo que salir ayer a defender estas pruebas tras las críticas del día anterior.

En España la opinión no es la misma.