Se busca acabar con el oligopolio exsitente

Bruselas vuelve a amenazar a las agencias de calificación

La Comisión Europea quiere estrechar la vigilancia sobre las agencias de calificación. El objetivo es acabar con el actual oligopolio del sector y vigilar los posibles conflictos de intereses que puedan surgir. De momento, no se ha aclarado como se va a afrontar esta reforma.

Los Comisarios Europeos de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, han manifestado hoy en una declaración conjunta el interés de la Comisión Europea en llevar cabo una reforma para modificar las normas aplicables a las agencias de calificación. A pesar de este anuncio, no se ha comunicado los plazos ni la forma en la que van a llevar a cabo esta revisión.

En la intervención, ambos políticos se han felicitado de las mejoras que se consiguieron con la primeras medidas al respecto que se tomaron en 2008."Hemos mejorado el marco al exigir que las agencias sean supervisadas por la ESMA, pero no es suficiente. Es necesaria una revisión adicional de las normas", han manifestado.

Los objetivos de la reforma serían intentar meter nuevos actores en un sector muy concentrado, reducir la dependencia a las agencias, mejorar la calificación de la deuda soberana y acabar con los conflictos de interés que se puedan presentar.

Este anuncio se produce en un entorno en una semana en la que las agencias han dado más de un susto a los denominados países periféricos. El lunes Moody's rebajó el rating de la deuda de Grecia en dos escalones, poniéndolo a la altura de países como Egipto o Bolivia y hoy, la misma compañía ha vuelto a dar malas noticias a los inversores al recortar la nota de solvencia de España hasta Aa2 con perspectiva negativa.