Podría llegar a 120.000 millones en un cuadro de estrés

La banca necesita hasta 50.000 millones, según Moody's

La agencia de calificación de Moody's se muestra más preocupada con la situación de la banca en España. En su documento para explicar el recorte del rating español anunciado hoy, la agencia señala que los costes para capitalizar las cajas de ahorro deben sumar, en un escenario normal, un total de entre 40.000 y 50.000 millones de euros. Para Moody's, un coste mayor para el sector público podría resultar en un aumento de la deuda publica.

Además, en una situación de estrés, la cifra podría llegar hasta a los 120.000 millones de euros -seis veces el valor calculado por el Gobierno de España-. "Existe un riesgo significativo que el costo final del esfuerzo para recapitalización podría superar considerablemente las proyecciones actuales del Gobierno", cita el informe distribuido hace poco desde Londres. Para el Gobierno, la cifra podría llegar a un 20.000 millones de euros o cerca de un 2% del Producto Interior Bruto (PIB).

Además, los analistas de Moody's explican que la situación económica de las comunidades también preocupa y puede afectar las cifras del Gobierno Central. "Año pasado, 9 de 17 comunidades autónomas no han cumplido la meta de déficit publico de un 2,4% del PIB". Según el informe, esta situación podría añadir dudas sobre la capacidad del Gobierno de ejercer un control más fuerte y, así, garantizar el cumplimiento de las metas.

"La meta de este año es un déficit del 1,3%. Es mucho más ambicioso que el del año pasado y el esfuerzo necesario podría ser sin precedentes para algunas regiones". La agencia avalúa que puede existir esfuerzo de las regiones para intentar llegar a la meta, pero cita que no hay un cambio de política para reducir los gastos estructurales de las comunidades en salud y educación.

Además, "la seguridad social - que tradicionalmente registra un superávit en España - también registró un déficit por primera vez desde 1998, impulsado principalmente por los elevados gastos en prestaciones por desempleo".

Para Moody's, "es poco probable" que este cuadro cambie en 2011 porque no hay mejora el las perspectivas del mercado laboral. "El crecimiento del PIB se acelerará moderadamente este año (hasta el 0,8% del 0,1% en 2010) y la tasa de desempleo se mantendrá en los niveles actuales".

En el informe, Moody's reconoce que hay un esfuerzo del Gobierno español en intentar solucionar los problemas económicos. Los analistas notan, por ejemplo, que el Gobierno está acelerando el proceso de recapitalización de la banca y aprobó una reforma de las pensiones. Moody's también reconoce que la deuda pública de España - alrededor de un 60% del PIB en 2010 - es inferior cuando comparada a varios países importantes, entre ellos Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica e Italia. "Aun incluyendo las estimaciones más altas para la recapitalización bancaria, relación de España de la deuda siguen siendo inferiores a las de Italia (Aa2, estable) y Bélgica (Aa1, estable)".

"Moody's sigue creyendo que la sostenibilidad de la deuda de España no está en peligro, y no anticipamos una necesidad del Gobierno español de pedir apoyo". "Sin embargo, la necesidad de financiación de España - no sólo del soberano, sino también los de los gobiernos regionales y la banca - torna el país vulnerable a episodios de estrés en la financiación".