Alabanzas a la CMT

Jazztel afronta 2011 tranquila: descarta cualquier problema de liquidez

Jazztel mira el futuro con tranquilidad después de cerrar 2010 con sus primeros beneficios anuales. La operadora asegura en su informe de auditoría que no tendrá problemas de liquidez en 2011, incluso si sufre algún tropiezo y no cumple el plan de negocio, porque puede ajustar los gastos y las inversiones.

Anuncio de Jazztel en un autobús público en Madrid.
Anuncio de Jazztel en un autobús público en Madrid.

En las arcas de Jazztel hay tesorería y equivalentes que suman 43,7 millones de euros, una cifra que permite dormir tranquila a la compañía, según sus propios cálculos. Y es que la operadora ha estimado las necesidades que puede tener para este año y ha llegado a la conclusión de que le da de sobra con los fondos disponibles.

Con esos 43,7 millones Jazztel "evitará problemas de liquidez, aun cuando las estimaciones para 2011 no se cumplan", asegura la empresa en el informe de auditoría de 2010 que acaba de registrar en la CNMV. La sociedad ha prometido para este año superar el millón de clientes de ADSL activos, con ingresos que irán entre los 735 y los 765 millones, y un beneficio neto que oscilará entre los 20 y los 30 millones. Jazztel salió de pérdidas en 2010.

La tranquilidad de la operadora procede de la capacidad que tiene para regular los gastos y ajustarlos a la disponibilidad de efectivo. La mayoría de los costes de Jazztel proceden del crecimiento de clientes. Si la estrategia comercial funciona y llegan abonados, los gastos suben y se requieren inversiones adicionales para darles cabida; si no es así y, por lo tanto, se incumple el plan de negocio, los costes se reducen automáticamente. Además, Jazztel explica que tiene capacidad para controlar este tipo de gastos, de forma que se acomoden a sus necesidades.

Eso sí, en caso de que el crecimiento de clientes sea superior al esperado, Jazztel reconoce que necesitará más fondos para financiarse, que tendrá que buscar dinero adicional. La operadora no descarta ninguna opción para ello, desde continuar con la financiación ligada a los equipos comprados a Huawei para la ampliación de su red, hasta la "emisión de nuevos instrumentos en los mercados de capitales, como préstamos, bonos, convertibles o recursos propios", señala.

El informe anual de Jazztel incluye también un comentario que no suele ser común entre las operadoras. En el repaso que hace al despliegue de su red, la compañía alaba las últimas medidas regulatorias adoptadas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Gracias a ellas, asegura, ha conseguido llegar hasta 650 centrales de Telefónica, cuando en 2009 estaba en 533, e instalar en ellas sus equipos propios, lo que le permite dar las famosas ofertas de ADSL a 20 y 30 megas, ya que elimina la dependencia del alquiler de la red del exmonopolio.

"Este aumento de centrales desagregadas ha sido posible debido a un conjunto de mejoras en la regulación aprobadas por la CMT a lo largo de 2010, lo que ha reducido los costes regulados recurrentes asociados" a estas centrales y "ha aumentado los retornos sobre la inversión", asevera. La consecuencia es que Jazztel ha podido llegar con estos cambios regulatorios a centrales que antes no eran rentables para ella.