Facebook vale ya más que General Motors y Ford

El fondo de capital riesgo General Atlantic pretende entrar en el capital de Facebook, adquiriendo el 0,1% del capital. Esta operación valora toda la compañía en 46.570 millones de euros, el 26% más que hace seis semanas.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

General Atlantic es una sociedad de capital riesgo que cuenta con unos fondos de 17.000 millones de dólares (12.179 millones de euros al cambio de esta mañana). La firma se convertirá en breve en la última incorporación al capital de Facebook, con la adquisición del 0,1% de las acciones, según fuentes cercanas citadas por CNBC. Esta cifra valora toda la compañía en 65.000 millones de dólares, 46.570 millones de euros. Es decir, algo menos de 8.000 millones más de lo que valía el BBVA al cierre de ayer (38.626 millones de euros), y casi 10.000 millones más que General Motors (36.922 millones al cambio) y 6.580 millones más que Ford (39.986 millones de capitalización).

Y subiendo. Hace seis semanas, el banco de inversión Goldman Sachs lideró la última gran inversión en la red social. Esta operación posibilitó una entrada de capital de 1.500 millones de dólares (1.074 millones de euros), cifra que valoraba a la compañía fundada por Mark Zuckerberg en 50.000 millones, 35.812 millones de euros. Recientes rumores de compra valoraron Twitter en unos 4.500 millones de dólares.

General Atlantic, supuestamente, va a adquirir parte de las acciones de de antiguios empleados de las compañía. El fondo ya tiene experiencia en invertir en sociedades online, ya que forma parte del capital de la china Alibaba, el mercado online más grande del planeta, o de la compañía de venta por internet Gilt Groupe.

Para que se complete la entrada de General Atlantic solo falta la aprobación de la propia compañía.

El capital de Facebook ha sido objeto de numerosos rumores en las últimas semanas, con informaciones que apuntaban a entradas y salidas de inversores. Actualmente, la compañía cotiza en un mercado privado no transparente y, dehecho, está siendo investigado por la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC) junto a compañías de internet en ascenso como Twitter, Zynga o LinkedIn. Según el regulador, este mercado secundario podría estar siendo empleado por las empresas para sortear los requerimientos de información pública sobre sus cuentas.