Los operadores descuentan el posible incremento de tipos

La deuda europea a corto se dispara

Las palabras del presidente del BCE han causado revuelo en los mercados, sobre todo en los de deuda. El posible incremento de los tipos de interés en el mes de Abril se ha trasladado a los bonos de los países de la Eurozona.

"Un aumento de tipos en abril es posible, pero no seguro" . Basta con sugerir una posibilidad para que los operadores se pongan nerviosos, y si la posibilidad la suguiere el presidente del BCE, para que empiecen a vender. El endurecimiento del discurso de Jean Claude Trichet ha causado daños colaterales y los operadores empiezan a adelantar trabajo trasladando esta futura subida a los mercados de deuda soberana. Especialmente fuerte está siendo este efecto en los bonos a corto plazo que empiezan descontar el incremento de 25 puntos que prevén los analistas.

El impacto está siendo mucho mayor en los países centrales que en los denominados periféricos. Mientras Grecia, Irlanda o Portugal no se ven castigados más allá de los diez puntos, cifra considerable en una situación normal, Alemania o Francia se ven obligadas a incrementar la rentabilidad ofrecida en 23 puntos básicos. Esta situación también se esta trasladando a la deuda a diez años, aunque en menor medida, lo que lleva a que el diferencial español haya caído hasta los 207 frente a los 220 en los que estaba instalada hace un par de jornadas.