Los partícipes comenzaron a recibir su dinero

Santander Inmobiliario cae el 12% desde su bloqueo

Dos años después de que la gestora de Santander tuviera que bloquear los reembolsos de su fondo inmobiliario, los partícipes han podido recuperar su dinero. Los 44.000 inversores del fondo, que ha caído el 11,9% desde el bloqueo, recibirán 1.211,05 euros por participación.

Los partícipes del fondo Santander Banif Inmobiliario comenzaron ayer a recibir su dinero. Santander se comprometió el pasado 3 de diciembre a dar liquidez a los partícipes atrapados en su fondo de inversión inmobiliario, y finalmente lo hará a un precio de 1.211,05 euros por participación. Desde la suspensión de los reembolsos, el valor de las participaciones ha caído un 11,9%.

La amplia mayoría de los 44.033 partícipes del fondo inmobiliario de Santander -los datos son del informe de cierre de 2010- ha decidido huir del producto, después del cerrojazo que les impuso la entidad financiera hace unos dos años. Cuando se paralizaron los reembolsos, las solicitudes de salida representaban el 96,8% del patrimonio.

El pasado ejercicio, el valor liquidativo de la cartera cayó un 12,4% en 2009 y un 6,3% el año pasado. En lo que va de año, la caída se sitúa en el 0,6%. Desde marzo de hace dos años, el valor del fondo ha retrocedido todos y cada uno de los meses.

Fuentes de la gestora señalaron en el momento del anuncio de la reapertura que la mayoría de los partícipes, unos siete de cada diez, abandonará la cartera con ganancias en términos globales. Aunque los datos revelan que también pueden haber sufrido pérdidas notablemente cuantiosas. Aquellos desafortunados que compraron en el pico de 2008 -en octubre de ese año cada participación llegó a pagarse a 1.531,27 euros por acción- pierden un 20,9% respecto al precio de cierre de febrero.

La mejor decisión

Los expertos señalan que los inversores de la cartera pueden estar contentos, pues no tendrán que esperar a un largo y complejo proceso de desinversión de inmuebles. Si Santander no hubiera accedido a darles liquidez, hubieran ido recuperando el dinero a cuentagotas y con el peligro de que el precio de las participaciones hubiera continuado su espiral bajista.

Todo comenzó en diciembre de 2008, cuando el fondo anunció que realizaría una tasación extraordinaria para "adecuar el valor del fondo a la realidad del mercado". Con la burbuja del ladrillo reventada, los inversores se asustaron ante esa inesperada resolución y solicitaron de forma masiva el reembolso.

El 16 de febrero de 2009, la gestora solicitó a la CNMV bloquear el fondo ante las peticiones de reembolso por más del 80% del patrimonio del producto. Este hecho desencadenó un aluvión adicional de órdenes de venta, hasta situar el porcentaje muy cerca del 100%. Aún hubo con posterioridad otros momentos clave para los partícipes del fondo. El 3 de marzo de 2009 la CNMV autorizó el bloqueo del fondo hasta febrero de 2011 y el 21 de mayo del año siguiente, los gestores anunciaron que el grueso de la venta de los activos se realizaría a partir de 2011.

Consulta las viviendas de Altamira Santander Real State disponibles en nuestra sección de vivienda

Convertibles de Renta 4 sin riesgo bursátil

Con motivo de su conversión en banco, Renta 4 se ha propuesto captar 25 millones de euros a través de bonos convertibles en acciones, que la firma comenzó a ofrecer ayer a sus clientes.

La buena noticia es que estos bonos, a diferencia de los colocados en los últimos años por Santander, Sabadell, Popular y BBVA, son renta fija de verdad. No son obligatoriamente convertibles. Los inversores solo los transformarán en acciones si les sale rentable. Por un lado, prometen una rentabilidad fija del 5% anual en los próximos tres años. Por otro, los bonistas ganarán más dinero si los títulos de Renta 4 superan los 6 euros por acción. Si la firma no supera los 6 euros por título, los inversores simplemente recibirán el capital desembolsado en la fecha de vencimiento, prevista en marzo de 2014, y punto. Exactamente, igual que en un depósito.