La entidad levanta hoy la suspensión y el pago

Santander hará esta semana el reembolso de su fondo inmobiliario

Tras una larga espera de dos años, Santander levantará hoy la suspensión que pesa sobre su fondo Santander Banif Inmobiliario.

El banco hará el cálculo del valor liquidativo a cierre de febrero y suscribirá las participaciones que se soliciten. Los reembolsos tendrán lugar este martes y miércoles.

Por otra parte, la entidad garantiza liquidez durante un periodo de dos años a todos los inversores que estén interesados en seguir. Santander suspende la comisión de reembolso durante ese plazo de tiempo, mientras que mantendrá la de gestión en el 0,75% y la de depósito en el 0,1%. El valor liquidativo del fondo al cierre de enero era de 1.215,04 millones de euros. En febrero de 2009, cuando se anunció la avalancha de solicitudes de reembolso, el patrimonio era de 1.374,3 millones, lo que significa que, a fecha del 31 de enero, hay un ajuste del 11,58%.

El patrimonio del fondo se ha visto reducido prácticamente a la mitad. En su apogeo, en el año 2007, alcanzó los 4.208,31 millones de euros. En enero pasado era de 2.508,98 millones, un 40,4% menos.

SANTANDER 4,16 -0,78%

El asunto comenzó el 12 de diciembre de 2008, cuando la gestora del fondo, Santander Real Estate, anunció que iba a hacer una tasación extraordinaria para adecuar el valor de los activos "a la realidad del mercado". La reacción de los partícipes, que durante una década habían disfrutado de un ritmo de ganancias del 6,4% anual, fue acudir en masa cuando se abrió la ventanilla periódica de liquidez para solicitar el reembolso de sus inversiones.

Ante esta situación, el 16 de febrero de 2009, Santander solicitó al supervisor el bloqueo de los reembolsos, habían superado el 10% del patrimonio y el banco no disponía de liquidez suficiente para atender las demandas. La CNMV autorizó el 3 de marzo la suspensión de los reembolsos durante un periodo de dos años.

Durante este lapso de tiempo, el banco ha puesto en marcha un plan de venta ordenada de los activos, que le ha permitido recaudar un importe equivalente al 10,9% del patrimonio del fondo a fecha del 28 de febrero de 2009. Con estas operaciones, la gestora garantiza el pago íntegro de las peticiones pendientes y el fondo podrá volver operar normalmente. Si hubiera transcurrido el plazo de la moratoria sin que la entidad hubiera sido capaz de garantizar el reembolso del dinero, entonces hubiera sido necesario proceder a la disolución del mismo.