USCA y AENA desconocen el contenido de el laudo

Pimentel: "Los controladores trabajarán menos, y ganarán menos"

El árbitro del II convenio colectivo de los controladores aéreos, Manuel Pimentel, ha presentado a AENA y USCA el laudo de obligado cumplimiento, y en una comparencencia pública aseguró que el objetivo de su intervención puede resumirse en que el colectivo "trabaje menos y gane menos".

Tanto los representantes de USCA como la dirección de la empresa de los aeropuertos reconocieron que no conocen el contenido del laudo, por lo que declinaron hacer valoraciones, aunque mostraron su intención acatar el contenido del arbitraje.

Uno de los aspectos más controvertidos de la exposición que ha realizado Manuel Pimentel ante los medios se refiere precisamente a la delimitación de la jornada anual, que fue el aspecto que en diciembre desencadenó la huelga del colectivo. Pimentel ha explicado que el número de jornadas máximas que debe trabajar un controladores en un año se fija en 1670 horas. Esta jornada tendrá carácter aeronáutico y podrá ser ampliada por motivos de fomanción en 40 horas adicionales en 2011, en otras 25 en 2012 y en otras 20 en 103, año en el que decaerá el laudo. Pimentel precisó que una cosa es la jornada aeronáutica y otra la laboral, de manera que si un controlador se pone de baja consumirá su jornada laboral, pero no la aeronáutica.