La venta de filiales sería una solución

La Seguridad Social embarga activos a Nueva Rumasa

La Seguridad Social ha comenzado a embargar activos de Nueva Rumasa. Reconoce que la empresa controlada por la familia Ruiz-Mateos no está al día en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. Matiza que los embargos no afectan a la producción del grupo de alimentación.

La Seguridad Social está estrechando el cerco contra Nueva Rumasa. El director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Javier Aibar, reconoció ayer que se han iniciado los embargos de activos de la compañía propiedad de los Ruiz-Mateos. El motivo: el impago de las cuotas a la Seguridad Social, tanto de las cuotas corrientes como de los aplazamientos que se han concedido a la empresa.

"Ha habido doble incumplimiento y, por ello, para no hacer dejación de funciones, la Tesorería ha iniciado acciones orientadas a defender la legalidad y los intereses del sistema y, por ello, hemos iniciado algún tipo de embargo", explicaba ayer Aibar durante una rueda de prensa. Advirtió que se han dado muchas oportunidades a Nueva Rumasa para regularizar su situación y confirmó que se han ordenado embargos preventivos de bienes propiedad de sociedades de la familia Ruiz-Mateos. Por ejemplo, su filial láctea Clesa tiene una quincena de fincas gravadas con anotaciones de embargos preventivos a favor de la Seguridad Social.

"Hemos facilitado la posibilidad de normalizar la situación de Nueva Rumasa y no hemos tenido éxito porque reiteradamente se han incumplido las condiciones que marcaban estas oportunidades que hemos dado a la empresa", aseguró Aibar.

"A medida que veamos que tenemos competidores en los embargos, tendremos que anticiparnos y realizar un mayor número". En este sentido, matizaba que se han "realizado embargos, pero en ningún caso afectan a la producción de Nueva Rumasa para no perjudicar a los empleados".

Nueva Rumasa, por el momento, prefiere no hacer declaraciones. Se limita a asegurar que la empresa "lleva siendo noticia desde hace 30 años" y que a día de hoy "está luchando para no echar a ningún empleado a la calle". Mientras, Javier Aibar recalcó en que la Tesorería de la Seguridad Social procurará "siempre" que las empresas mantengan su actividad con el fin de que los trabajadores no sufran ningún tipo de perjuicio, al tiempo que destacó que una eventual venta de empresas del grupo podría "tal vez" salvar puestos de trabajo y actividad. "Eso es lo que queremos todos", recalcó.

Rumanova

Rumanova es la sociedad a través de la que Nueva Rumasa ha realizado la última emisión de pagarés de 50.000 euros.

En 2009, esta compañía tuvo pérdidas de 681 euros, a pesar de no tener ningún tipo de actividad. Pérdidas que atribuye a "servicios de gestión independientes".

Esta sociedad solo tiene un capital escriturado de 132.200 euros y un activo 59.535 euros.