Sucesión de Trichet

Berlín no exige que el nuevo presidente del BCE tenga pasaporte alemán

El Gobierno de la canciller federal Angela Merkel no exige que el nuevo presidente del Banco Central Europeo (BCE) y sucesor de Jean-Claude Trichet en el cargo tenga pasaporte alemán.

Así lo anunció hoy el portavoz oficial del Gobierno federal, Steffen Seibert, tras la renuncia a la candidatura para sucesión de Trichet del presidente del Bundesbank, Axel Weber. Seibert subrayó que lo decisivo es que el nuevo presidente del BCE comparta los planteamientos alemanes para una divisa común estable y la lucha contra la inflación.

Asimismo destacó que no hay prisa para decidir quién sucederá a Trichet al frente del BCE, toda vez que su mandato finaliza en otoño próximo. Weber, que el pasado viernes anunció también su retirada al frente del Bundesbank a finales de abril, era el candidato que Merkel impulsaba para dirigir el Banco Central Europeo tras el final del mandato de Trichet.

En declaraciones que publica la última edición del semanario Der Spiegel, Weber subraya que su deseo de mantener una política monetaria orientada estrictamente a la estabilidad carece de una mayoría en los gremios del BCE.

Cuando el presidente del BCE "defiende en cuestiones relevantes una postura minoritaria, entonces se pone en entredicho la credibilidad del cargo", señala Weber a la hora de explicar su decisión de renunciar a la candidatura a la presidencia de la institución bancaria europea.

Axel Weber rechaza la política actual del BCE de adquirir deuda pública de los países de la zona del euro en crisis. También el ministro alemán de Economía, el liberal Rainer Brüderle, ha restado importancia a la nacionalidad del futuro presidente del BCE.

"Lo decisivo es que el candidato a la presidencia del BCE tenga la convicción interna correcta. Debe estar convencido de que la inflación no resuelve problemas y que necesitamos precios estables para el crecimiento y el bienestar", comenta Brüderle en la edición digital del diario Bild.

Tras la dimisión de Weber al frente del Bundesbank, el Gobierno federal alemán tiene intención de presentar a su sucesor en los próximos días.

La prensa alemana coincide en señalar que la canciller alemana, Angela Merkel, se decidirá finalmente por su asesor económico Jens Weidmann para suceder a Weber en el Bundesbank, aunque es posible que su actual vicepresidente, Christoph Zeiler, dirija transitoriamente el banco central germano.

Weidmann, de 42 años de edad, cuenta además con el respaldo de Weber, quien ha declarado que se trata de "un economista extraordinario" y un "absoluto profesional".