Desde la entidad se habla de una situación "espeluznanate"

El Anglo Irish Bank necesita 15.000 millones extra para seguir funcionando

La entidad financiera irlandesa Anglo Irish Bank necesita una inyección de capital extra de 15.000 millones de euros para mantenerse a flote, según ha anunciado hoy su presidente, Alan Dukes.

El rescate financiero a Irlanda por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha puesto a disposición de Irlanda 85.000 millones de euros, de los que 35.000 millones están destinados a ayudar a reestructurar sus bancos. En opinión de Dukes, esa cantidad no es suficiente para acometer una reforma "creíble" del sistema bancario nacional, razón por la que abogó por un incremento del 40% del fondo de ayuda a este país, hasta los 50.000 millones de euros ya que sólo la entidad que preside necesitará 15.000 millones. Dukes calificó la situación del banco de "espeluznante, pero realista en declaraciones a la Radiotelevisión irlandesa (RTE)

El presidente del nacionalizado Anglo, ha recordado que actualmente los bancos irlandeses son incapaces de buscar financiación en los mercados internacionales, por lo que el capital extra debe salir de las arcas del "Estado, de la UE, del FMI y de otras fuentes externas". Además, el directivo ha advertido de que la solución a la crisis irlandesa debe abordarse en conjunto con los países de la zona euro.

Las palabras de Dukes ponen en perspectiva los planes de los dos principales partidos del país que, durante la campaña, han anunciado que, si acceden al poder, tratarán de renegociar los términos del rescate a Irlanda, sobre todo los intereses que tiene que pagar este país durante los próximos años para devolver el préstamo. Sus declaraciones se produjeron, además, un día después de que el Anglo Irish Bank estimase que las pérdidas incurridas durante el ejercicio de 2010 llegarán a los 17.600 millones de euros, una cifra récord en Irlanda.