Se pretende fijar en 1.375 las horas anuales

CiU y PNV piden moderar en un 10% los recortes de horas para la fotovoltaica

CiU y PNV han presentado en el Senado una serie de enmiendas a la Ley de Economía Sostenible para moderar en un 10 %, el recorte de horas con derecho a prima que pueden cobrar las instalaciones fotovoltaicas hasta 2013.

Las enmiendas presentadas por ambos grupos plantean cambios en la retribución de la energía fotovoltaica recogida en el Real Decreto que aprobó a finales de diciembre el Gobierno para establecer medidas urgentes que corrijan el déficit tarifario, el desajuste que se produce cuando los ingresos del sistema vía tarifa no son suficientes para cubrir los costes.

El Real Decreto-ley 14/2010, que se convalidó ayer en el Congreso con el apoyo del PSOE y del PNV en una votación en la que el PP y CiU se abstuvieron, prevé un ahorro para el sistema eléctrico de más de 4.600 millones de euros hasta 2013.

Este paquete normativo establece además un recorte de las horas con derecho a prima para las instalaciones fotovoltaicas, una medida que permitirá reducir los costes del sistema en 740 millones anuales para los próximos tres años.

Ambas formaciones consideran que modificar el régimen retributivo de estas instalaciones requiere de medidas que permitan acomodar la financiación de las mismas a las nuevas condiciones, evitando así el riesgo de que las plantas fotovoltaicas existentes no generen los recursos suficientes para atender los compromisos adquiridos con las entidades financieras.

Así, se pretende fijar en 1.375 las horas anuales con derecho a prima para las instalaciones fijas, una cifra que aumenta hasta los 1.808 y a 1.877 horas en el caso de las instalaciones con seguimiento a uno y dos ejes.

El titular de Industria, Miguel Sebastián, ya apuntó ayer la posibilidad de acuerdos, en los que trabaja con CiU y PNV, para facilitar eventuales problemas de financiación de estas instalaciones por la reducción en el número de horas con derecho a prima.

Sebastián recordó que existen líneas de crédito, privadas y públicas, que pueden ayudar a adaptar las necesidades de financiación a las nuevas condiciones, y afirmó que el Gobierno difundirá estas opciones.

El recorte de las horas con derecho a prima ha sido uno de los puntos que más controversia ha suscitado.

Para el sector fotovoltaico, esta norma recorta un 30% de los ingresos a más de 50.000 instalaciones solares, afectando a unas 200.000 personas, que verán reducirse o desaparecer la rentabilidad de su inversión fotovoltaica.

Por ello, las principales patronales -la Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF), la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) y la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA)- ya han anunciado que recurrirán en el Tribunal Supremo esta medida.

Asimismo, aconsejan a todos los afectados que para reclamar la responsabilidad patrimonial de la Administración, deben recurrir todos los actos administrativos que se deriven de la aplicación del real decreto aprobado a finales de diciembre.