La opinión de los expertos

¿Qué entidades financieras necesitan recapitalizarse?

Las nuevas exigencias de capital anunciadas ayer por el Gobierno han puesto entre la espada y la pared a algunas entidades financieras. Así, Bankinter, Banco de Valencia, el SIP liderado por Caja Madrid y Bancaja, CatalunyaCaixa, Unnim y Caja Duero-Caja España no alcanzan el nuevo capital básico mínimo exigido del 8% de sus activos ponderados por riesgo.

Billetes atrapados en una caja de caudales
Billetes atrapados en una caja de caudales

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, convocó ayer una rueda de prensa en la que anunció una vuelta de tuerca más en la reforma del sistema financiero. Los mercados no se fían del modelo de las cajas y el Gobierno quiere atajar las dudas. Por sorpresa, el Ministerio presentó unas nuevas exigencias de capital, un 8% de sus activos ponderados por riesgo, y fijó un fondo de 20.000 millones de euros que gestionará el FROB y al que tendrán que acudir aquellos que no hayan hecho los deberes para septiembre. Un dinero que no será gratis. A cambio el Gobierno entrará en el capital de las entidades, aunque por un plazo máximo de cinco años.

Ahora hay dos preguntas en el aire. ¿Quién no cumple? y ¿quién acudirá a este fondo? Nuria Álvarez, de Renta 4, tiene claro que este no es solo un problema de las cajas. "De entre los bancos cotizados, Bankinter no cumple con este porcentaje mínimo", afirma. Una situación que, según la analista, obligará a la entidad a " vender activos no estratégicos o a realizar una ampliación de capital". Todo ello para conseguir los 384 millones de euros que permitan a la compañía cumplir con los requisitos establecidos por Economía.

Ignacio Cantos, director de renta variable de Atlas Capital, coincide con Álvarez al señalar que el banco que "mayores problemas tiene es Bankinter, que necesita ampliar capital entre 300 y 400 millones. Otra posibilidad para evitar la ampliación de capital sería deshacerse de Linea Directa". Asimismo, Banco de Valencia, filial de Bancaja, necesitaría capital adicional.

En cuanto a las cajas, el nivel de capital exigido por el Gobierno será superior para las que no coticen ni tengan presencia de inversores privados y cuenten con una mayor dependencia de inversores privados. Cantos explica que "las necesidades de capital están bastante claras. Los afectados serían el SIP liderado por Caja Madrid y Bancaja, CatalunyaCaixa, Unnim y Caja Duero-Caja España". En este contexto, fuentes consultadas consideran que el SIP de Caja Madrid necesitaría unos 3.500 millones de euros adicionales, mientras que CatalunyaCaixa requeriría 1.000 millones.

"Esta medida es un nuevo paso dentro del proceso de reestructuración de las cajas de ahorro, que debería acelerarse y traducirse en una conversión de cajas a bancos para que puedan entrar inversores privados dentro del capital de las cajas", comentan desde Renta 4. Estos expertos consideran que la noticia es positiva a largo plazo ya que "debería permitir ganar confianza al mercado permitiendo a las entidades acceder a financiación, si bien en el corto plazo, y tras la fuerte revalorización que acumulan en Bolsa las cotizaciones del sector, podríamos asistir a tomas de beneficios. La dirección es buena, queda por ver si las cuantía barajadas son suficientes". Una idea que esta en el aire desde el mismo momento del anuncio del gobierno. Las palabras de Salgado en su comparecencia de ayer dejaban la puerta a mayores exigencias "para los que no cotizan ni tienen presencia de inversores privados y con mayor dependencia de lso mercados mayoristas". Solo falta conocer hacia quién apuntaba..