Intenso proceso de fusiones

Clientes frente a la mutación de las cajas

Las fusiones reducirán la red de oficinas, la variedad de productos y las opciones de alta remuneración por dinero nuevo en depósitos.

Clientes frente a la mutación de las cajas
Clientes frente a la mutación de las cajas

Las cajas de ahorros españolas empezaron a mudar de piel el pasado año y los acontecimientos de las últimas semanas apuntan a una metamorfosis definitiva que acabe por concentrar su actividad financiera y todo su balance en un banco. La reconversión apenas está dando respiro al sector, que representa la mitad del sistema financiero español y que afronta el desafío de poner en marcha los cambios sin descuidar lo más importante, la clientela. Y todo ello bajo la atenta mirada de la banca, al acecho del negocio de las cajas que previsiblemente se quedará por el camino entre tanto proceso de fusión.

El cliente está siendo testigo de esta mutación y tendrá que adaptarse a un nuevo escenario con menos entidades -y menos variedad por tanto de ofertas y productos-, también con menos oficinas y con cajas que cambiarán de nombre. El primer ultimátum para el sector de ahorro vino antes del verano, en que se aceleraron las fusiones, hasta el punto de que de 45 entidades de ahorro se ha pasado a 17. Después, fue necesario dar un impulso a esas fusiones y antes de fin de año ya habían tomado forma y cerrado su estructura y organigramas. Y apenas ha comenzado 2011 cuando el sector se prepara para dar un nuevo paso adelante, en especial las cajas que han abordado fusiones virtuales y que ahora tienen pendiente convencer al mercado de la eficiencia y de la profundidad de sus proyectos, puestos en marcha a través de los denominados sistemas institucionales de protección (SIP).

El objetivo de todo este proceso de cambio es alejar de España la desconfianza de los inversores a causa de los elevados riesgos inmobiliarios, concentrados en gran parte en las cajas de ahorros y principal amenaza para su solvencia. Y cuanto mayor sea el grado de concentración del sector de cajas -y menor por tanto su número- y su parecido con una entidad bancaria -con una estructura accionarial sencilla que facilite la financiación en los mercados y la posesión de participaciones en el capital con derechos políticos-, más probable será que España recupere el favor de los inversores internacionales. El mensaje lanzado el viernes dio una clara muestra de ello: la prima de riesgo bajó a los 200 puntos básicos después de que el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba anunciara que el Gobierno prepara un plan para acelerar la reestructuración de las cajas.

¿Y cómo afecta este tsunami financiero al cliente de las cajas de ahorros? En plena mudanza, lograr que el cliente no se desvincule de su caja de toda la vida y se marche a la competencia es crucial. Sin embargo, las entidades de ahorro ya no van a poder contar para ello con la baza de agresivas ofertas de depósitos. El Banco de España vigila que las cajas que han recibido ayudas públicas del FROB no sigan en la vanguardia de la remuneración de los depósitos, sacrificando aún más sus maltrechos márgenes. Aun así, Catalunya Caixa -que recibió ayudas por 1.250 millones de euros- todavía ofrece uno de los depósitos más competitivos, del 4,5% a un año, con vinculación.

Por otro lado, la consideración de dinero nuevo con el que optar a los mejores depósitos cambia, como consecuencia de la reducción del número de entidades. Así, el dinero de un cliente de la CAM ya no será premiado como si fuera nuevo en una oficina de Cajastur, fusionada con la entidad alicantina. Un recorrido por las oficinas de las cajas que han abordado procesos de fusión revela que numerosas entidades ya tienen una oferta de productos común para toda la clientela del nuevo grupo -como sucede en Nova Caixa Galicia, fruto de la fusión tradicional de Caixanova y Caixa Galicia- y que otras ya han unificado toda la red de cajeros automáticos. Es el caso del SIP que forman Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Ávila, Segovia, Rioja y Laietana, en que los clientes pueden sacar dinero sin comisiones en todos los cajeros del nuevo grupo, denominado Banco Financiero y de Ahorro y aún pendiente de una nueva marca comercial. Tampoco hay comisiones en las transacciones o transferencias entre cuentas, aunque la oferta de productos no es común.

Banca Cívica, que aglutina a través de un SIP a Caja Navarra, Burgos, CajaCanarias y Cajasol, fue la primera en unificar su oferta de productos. Si bien la caja andaluza, al incorporarse más tarde, aún mantiene sus propios productos y servicios. Y en las fusionadas Caja España y Caja Duero, la oferta de productos todavía está separada. "Está claro que todo se unificará en un futuro pero hay un lío tremendo todavía", reconoce la responsable de sucursal de una caja.

BANCO FINANCIERO. Un depósito al 3,75% a un año en Caja Madrid

Dentro del SIP Banco Financiero y de Ahorros, integrado por Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja, cada entidad ofrece aún sus propios productos. En Caja Madrid, según explica la comercial, "desde una cantidad mínima de 1.000 euros, nuestras mejores ofertas son el Depósito Más y Más, que ofrece un 3,75% TAE a 12 meses con liquidación trimestral, y el Depósito Creciente Más y Más, a tres años y un TAE del 3,5% el primer año, del 4,35% el segundo, y del 5,5% el tercero". En el caso del Depósito Más y Más, si se precisa el dinero antes del vencimiento, la penalización es del 25% sobre el tipo de interés nominal -3,7%-. La condición necesaria es que se trate de dinero nuevo, es decir, proveniente de otra entidad. Pero hay que tener en cuenta, que con los últimos procesos de integración de la nueva caja, ya no consideran nuevo dinero aquel que sea transferido desde cualquiera de las cajas que componen el SIP.

BANCO BASE. Un 4% a 18 meses y sin vinculaciones

Cajastur, que llevará el mando en los órganos de gobierno de Banco Base, entidad constituida por la caja asturiana, Caja del Mediterráneo (CAM), CCM, Caja de Extremadura y Caja Cantabria, presenta tres opciones de ahorro para sus clientes. Por un lado, un depósito al 3,65% TAE a 12 meses; un segundo depósito al 4% TAE y un plazo fijo a 18 meses; y un tercero a 24 meses con una rentabilidad del 4,10%. Si el cliente necesitase realizar un reembolso, la penalización sería del 4% sobre la cantidad rescatada. Excepto en el depósito a un año, la única condición de la entidad sería "la apertura de una cuenta de la caja en la que abonar los intereses", explican en la sucursal. En una simulación que la propia entidad facilita, con un importe de 18.000 euros a un plazo de dos años, los intereses netos acumulados serían de 1.177 euros, siempre que no se realice reembolso alguno. Al igual que el Banco Financiero y de Ahorros, el dinero debe proceder de otras cajas que no participen en el SIP.

CATALUNYA CAIXA. La mejor rentabilidad a 12 meses

La entidad catalana, en la que se agrupan Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, ofrece la mayor rentabilidad en un depósito a 12 meses. Con un importe mínimo de 10.000 euros y un máximo de 30.000, la rentabilidad es del 4,5% TAE. "La única condición sería abrir una cuenta y una tarjeta, ya sea de débito o de crédito, que debería utilizarse cuatro veces en ese periodo, pero ni la cuenta ni las tarjetas conllevan comisión alguna", afirma el director de una de sus oficinas. Los productos ofrecidos por las distintas cajas que componen la fusión son idénticos, dado el grado de integración en el que se encuentran. Además, informan de un nuevo producto estructurado a tres años, el Depósito 100% Natural, que garantiza el 100% del capital, con la posibilidad de obtener un cupón de hasta un 7% anual. El importe mínimo es de 1.000 euros y el rendimiento variable vendrá determinado por la rentabilidad de una cesta compuesta por tres materias primas: azúcar, café y maíz.

NOVACAIXAGALICIA. A mayor plazo fijo, mayor rentabilidad

Las dos principales cajas gallegas, Caixa Galicia y Caixa Nova, se fusionaron en una única caja, e iniciaron su actividad conjunta el 1 de diciembre de 2010. Su integración se encuentra muy avanzada y, por ello, en ambas entidades, ya se han unificado políticas y se ofrecen los mismos productos a los ahorradores. Como la propia directora de una sucursal argumenta, "desde diciembre del pasado año operamos de forma conjunta en prácticamente todos los servicios y operaciones". Al igual que varias de las entidades fusionadas, no consideran dinero nuevo el proveniente de las dos cajas que se han integrado y esto es lo primero que advierten en el momento de presentar sus ofertas. Entre estas, destacan distintos depósitos que ofrecen una mayor rentabilidad a medida que aumenta el plazo fijo. La cantidad mínima es de 15.000 euros, y proponen un depósito a 6 meses con un TAE del 3%, otro a 12 meses con un 3,5%, y un último a 18 meses y un 3,8% de rentabilidad.

MARE NOSTRUM. Un 3,75% a tres meses, solo por internet

Caixa Penedès, una de las cuatro entidades que aglutinan el SIP de Banco Mare Nostrum junto a Cajamurcia, Sa Nostra y Granada, ofrece distintas y variadas alternativas de inversión. Para dinero nuevo, que podría provenir de cualquiera de las cajas del SIP, pues su integración efectiva aún tiene gran recorrido, ofrece un depósito a 12 meses, con un 3,75% TAE. La misma oferta que brinda si se contrata por internet, pero a un plazo de tres meses. "Lo único que tiene que hacer el cliente es abrir una nueva cuenta con nosotros", aduce el comercial de una de sus oficinas. Pero, con una cantidad de 20.000 euros, lo primero que ofrece es un producto estructurado. "Por un lado meteríamos 15.000 euros, el 75%, en un plazo fijo a 12 meses, que reportaría un 4,5% TAE. Y el 25% restante en un fondo a tres años, con una rentabilidad del 4% anual en función de la evolución de cuatro compañías: Telefónica, Iberdrola, Nokia e Inditex. En cualquier caso, el patrimonio inicial está garantizado".

CAJA DUERO-ESPAçA. Un fondo con hasta un 18% de rentabilidad

"En un plazo fijo a 12 meses ofrecemos un 3% TAE, pero si la vinculación es mayor, con nómina, domiciliaciones o seguros, podríamos llegar a un 3,5 o un 3,8%", esgrime la directora de una oficina de Caja Duero. Sin embargo, indica que a título personal apostaría por un fondo de capital 100% garantizado. En particular, por el Fonduero Acciones Garantizado, a tres años y con una rentabilidad máxima del 18%, un 4,848% TAE anual en función de la revalorización de Iberdrola o Telefónica. También resalta el Depósito PIC Vitaminado 10, con un plazo fijo a 10 años, una rentabilidad media del 4,24% TAE y un importe mínimo de contratación de 1.000 euros. Para dinero de nueva captación -no se considera como tal el proveniente de Caja España, entidad con la que se ha fusionado- en caso de cancelación anticipada, la penalización sobre el capital rescatado será del 1,5% el primer año, del 1% el segundo, de 0,5% el tercero. No habría penalización a partir del cuarto año.

UNNIM. Productos estructurados y unificados

En una oficina de Unnim, que aún conserva la infografía de Caixa Sabadell en su fachada, aseguran que los productos que ofrecen son ya los mismos que en Terrassa y Caixa Manlleu. El director de la sucursal propone tres posibilidades para obtener una "buena rentabilidad". En primer lugar un depósito a plazo fijo, el Depósito Unnim, a 42 meses y un 4% TAE, con una penalización del 3% en caso de reembolso. Además, recomienda dos productos estructurados. El Depósito Combinado Mundial, con el capital 100% garantizado y un importe mínimo de 1.000 euros. El 50% se coloca en un depósito a seis meses a un 4,25% TAE. En el otro 50% la retribución está referenciada a la evolución de una cesta de cinco acciones: Coca-Cola, Sony, Hyundai, McDonald's y Adidas, con una rentabilidad máxima del 12% a 24 meses. Y el Depósito Energía, a tres años, con el que en función de la cotización de cuatro empresas energéticas, la rentabilidad acumulada podría llegar al 19,5%.

CAJA 3. Depósitos que alcanzan el 4% TAE a tres años

El SIP que conforman Caja Inmaculada (CAI), Caja Círculo y Caja Badajoz es el más pequeño de cuantos se han constituido por número de activos totales, con 20.358 millones de euros. Sin embargo, tal y como asegura una comercial de una oficina de Caja Badajoz, "aún no está en marcha la integración de políticas, por lo que cada caja del SIP ofrece sus propios productos" y el dinero es considerado nuevo aunque provenga de las otras dos entidades. Así, asegura que desde la caja extremeña sus ofertas particulares no tienen por qué coincidir con las de CAI o Caja Círculo. Su recomendación se centra en depósitos, y no ofrece ni fondos, ni productos estructurados. Como la práctica totalidad de las entidades consultadas, cuanto mayor es el plazo, el depósito ofrece una mayor rentabilidad. De esta manera, con un importe mínimo de 10.000 euros y liquidación trimestral, ofrece un 3% TAE a 12 meses, un porcentaje que alcanza el 3,5% a dos años, y hasta el 4% TAE a tres años.