Combustibles más caros

La OPEP revisa al alza la demanda de petróleo para 2011 ante la presión de Asia

La OPEP ha anunciado hoy que tendrá que producir 200.000 barriles diarios más de lo previsto, ante el incremento del consumo de petróleo por parte de las economías emergentes, especialmente las asiáticas.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha publicado hoy su informe mensual en el que señala que será necesario elevar en 400.000 barriles diarios su producción prevista para 2011, ante el incremento del consumo procedente de Asia. La cifra supera en 200.000 barriles por día la proyección realizada el mes anterior. En el mercado de futuros, el crudo Brent, el de referencia en Europa, ha abierto esta mañana a la baja, aunque se mantiene claramente por encima de 97 dólares. Desde los mínimos de mayo de 2010, el precio del petróleo ha subido un 40%, generando una presión inflacionaria que ya se empieza a notar en Europa.

El informe de la OPEP señala que la organización, que controla al menos el 40% de la oferta mundial de crudo, tendrá que producir ahora 29,4 millones de barriles diarios. Esta por ver ahora que ese objetivo se cumpla. Los países miembros de la OPEP son Estados soberanos y los objetivos que se marca la OPEP son más una pauta que una obligación. El peso de los ingresos procedentes del petróleo es vital para la mayoría de los países del cartel y esto lleva a que incumplan sus propias cuotas, a veces elevando la producción para maximizar las ventas, otras reduciéndola para presionar los precios. Arabia Saudí, que es quien manda en la organización, ha dicho que se siente "conforme" con una banda de precios entre 70 y 90 dólares por barril. El petróleo lleva un mes y medio por encima de 90 dólares, pero Arabia Saudí no parece inquietarse. De hecho, el Gobierno iraní ha subrayado que alcanzar los 100 dólares por barril "no es preocupante" para la economía mundial y el ministro del ramo, Masoud Mir-Kazemi, dijo en una conferencia de prensa en Teherán que "ningún país de la OPEP ve como irracional ese precio".

La clave de la demanda está, principalmente, en China. Se espera que el gigante asiático incremente su consumo un 5,1% y alcance los 9,28 millones de barriles diarios, lo que le consolidaría como el segundo mayor consumidor del mundo, EE UU aún demanda el doble que China, y en rápido ascenso.