Contratación temporal hasta dos años

AENA recluta en Italia controladores para reciclar al personal de torre excedente

AENA ha pactado con su homologa italiana, ENAV, la cesión de controladores durante un periodo de 16 a 24 meses con el fin de que actúen de instructores en los centros de control de Madrid, Barcelona, Sevilla, Palma y Gran Canaria. Este personal se encargará de habilitar a los controladores españoles excedentes tras la privatización de las torres.

AENA recluta en Italia controladores para reciclar al personal de torre excedente
AENA recluta en Italia controladores para reciclar al personal de torre excedente

El proveedor de servicios de navegación aérea español, AENA, ha decidido echar mano de sus buenas relaciones con su homólogo italiano, ENAV, para resolver un problema de falta de personal de instrucción durante un periodo que oscilará entre 16 meses y dos años.

El acuerdo para que un número indeterminado de controladores aéreos italianos pueda incorporarse en un plazo breve de tiempo a los principales centros de control de ruta de AENA ubicados en Madrid, Barcelona, Sevilla, Palma de Mallorca y Gran Canaria, se ha articulado mediante dos circulares que se han distribuido en las principales instalaciones de navegación de ENAV.

En la primera, se solicitan controladores interesados en ocupar un "empleo temporal" en los centros de AENA anteriormente citados, en calidad de instructores. Los candidatos deben cumplimentar su petición antes del próximo 21 de enero. Se exige, entre otros requisitos, poseer la licencia comunitaria de controlador de tráfico aéreo, habilitaciones en el máximo nivel de especialización de control de tráfico en ruta y un alto nivel de conocimiento de inglés.

La liberalización de servicios de control afectará a 13 aeropuertos

En la segunda circular se detallan los extremos sobre los que se hará la selección entre todos los candidatos y se solicitan garantías para que los elegidos cumplan en su totalidad el plazo que permanecerán desplazados en España.

Fuentes de AENA dijeron que esta convocatoria responde a un acuerdo firmado con ENAV que tiene como objetivo que los controladores italianos puedan actuar en los centros de control españoles como instructores de los profesionales españoles que resulten excedentes en el proceso de privatización del servicio de las torres de control que ha sido lanzado por el Ministerio de Fomento el pasado mes de diciembre.

Como consecuencia de dicho proceso de liberalización, que en una primera fase afectará a las torres de los aeropuertos de Alicante, Valencia, Sabadell, Ibiza, Jerez, Sevilla, Melilla, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, A Coruña, Vigo y Cuatro Vientos (Madrid), podrían quedar excedentarios hasta 190 controladores aéreos de la plantilla de AENA que hoy prestan servicio en dichas torres.

AENA ha dado tres alternativas a los controladores de las torres que se liberalizan; la primera, incorporarse al nuevo proveedor del servicio de su torre en las condiciones laborales de la empresa privada adjudicataria; la segunda, aceptar un puesto en otra torre o centro de la red de AENA y, la tercera, pactar la rescisión de su contrato según las condiciones legales vigentes.

La intervención de los instructores italianos se articularía en el segundo supuesto para aquellos profesionales que tuvieran que habilitarse como controladores de ruta.

El proceso de selección y de comienzo de actividad de las nuevas empresas privadas que realizarán los servicios de control en torre puede durar aproximadamente un año.

Manuel Pimentel, designado árbitro para el convenio colectivo

AENA y el sindicato USCA llegaron ayer a un acuerdo para que el exministro de Trabajo Manuel Pimentel sea el árbitro único con capacidad de dirimir aquellos puntos del convenio colectivo de los controladores sobre los que el próximo 31 de enero no se haya alcanzado un acuerdo entre las partes.

Tanto el sindicato como la empresa proveedora de servicios de navegación aérea habían sellado un pacto en este sentido y el lunes el colectivo de controladores aceptó en referéndum esta fórmula como salida para cualquier discordancia que se mantuviera. De no haberse alcanzado un pacto sobre la figura del árbitro, ayer por la noche se hubieran dado por rotas las negociaciones del convenio y el Gobierno, con toda probabilidad, habría dado vía libre para que se dictara un laudo de obligado cumplimiento.

Por otro lado, controladores del aeropuerto de Málaga citados por la Fiscalía malagueña se acogieron ayer a su derecho constitucional a no declarar en las diligencias abiertas por el ministerio público para investigar un presunto abandono del servicio los pasados días 3 y 4 de diciembre.

Vuelta al trabajo

Los 80 controladores que fueron apartados del control aéreo en abril tras la aplicación de la nueva norma que obligaba su pase a la reserva al cumplir los 57 años ya se han reintegrado a la actividad tras el pacto alcanzado sobre esta cuestión entre Fomento y el USCA.