Relevo en el imperio textil español

De Arteixo a los cinco continentes

España ya solo supone el 32% de las ventas del grupo Inditex.

Con Zara como ariete para los nuevos mercados y enseña principal del grupo textil, Inditex ha logrado abrir 4.700 tiendas en 77 países desde su primera apertura fuera de España, en Oporto (Portugal) en 1988. A día de hoy, el mercado español solo representa el 31,8% de las ventas de la compañía.

La empresa dividió sus opciones de expansión en los siguientes años entre Europa y EE UU, abriendo una tienda en Nueva York en 1989 y otra en París en 1990. Su principal fuente de ingresos no ha dejado, sin embargo, de ser Europa. Las ventas en otros países del Viejo Continente distintos de España representan el 45,7% de los ingresos de la compañía, que en 2009 ascendieron a 11.084 millones de euros, mientras que América se mantiene en una escasa aportación del 10,2%. Inditex obtuvo un beneficio neto el año pasado de 1.314 millones de euros y los datos a octubre, 1.179 millones de beneficio, reflejaban que se podría repetir, si no superar, esta cifra.

Sin embargo, la apuesta ahora está en la conquista del Lejano Oriente. Hasta octubre del año pasado, la enseña abrió 300 establecimientos nuevos, de los que 58 se colocaron en China, Japón y Corea del Sur. En concreto, en China se inauguraron 42 nuevas tiendas. Asia, que ya aporta el 12,2% de las ventas, es, según el futuro presidente de Inditex, Pablo Isla, "especialmente relevante" y uno de los ejes de su expansión internacional. Concretamente, la meta es ganar presencia en 50 ciudades chinas entre 2010 y 2012 pese a que actualmente solo están presentes en Pekín, Shanghái y Hong Kong.

INDITEX 29,62 -6,24%

Inditex cerrará la conquista de los cinco continentes este año, si los planes de la empresa se cumplen según los han dibujado. La intención es entrar este año en Oceanía y Sudáfrica, según comunicaron el pasado mes de diciembre, al hacer públicos los resultados económicos del tercer trimestre de 2010. En primavera, pretenden llegar a los 100.000 trabajadores. A 31 de enero del año pasado, empleaban a 92.301 personas.

Las ocho enseñas pertenecientes al grupo textil colaboran en esta expansión. En 1992 coincidió la creación de la cadena Pull and Bear con la compra del 65% de Massimo Dutti. Tres años después, la enseña se hacía con el 100% del capital de la marca. En los años sucesivos, en 1996 y 1999, aparecieron Bershka y Stradivarius. En 2001 nació la cadena de lencería Oysho y en 2003, Zara Home para el hogar. Uterqüe, la marca de complementos, se lanzó en 2008.

La cabecera del grupo, Zara, suma ya 1.600 establecimientos en los 77 países en los que tiene presencia Inditex. Tras ella, Pull & Bear cuenta con 650 tiendas en 45 países, los mismos que Bershka. Stradivarius tiene 550 tiendas.

Aún más lejos desde el lanzamiento en internet

De nuevo con Zara como avanzadilla, Inditex ha lanzado su primera tienda online el año pasado y ahora afronta sus primeras rebajas digitales. Aunque la empresa no hace comentarios sobre su evolución al considerarlo un establecimiento más, los analistas auguran un crecimiento de ventas anual gracias a la web cercano al 10%.

De momento, desde la empresa sí avanzan que esta venta online se expandirá en 2011 hasta EE UU y Japón. En septiembre de 2010, se lanzó esta tienda digital de Zara en seis países europeos (Alemania, España, Francia, Italia, Portugal y Reino Unido). El pasado noviembre, se añadieron Austria, Bélgica, Holanda, Irlanda y Luxemburgo.