Se convierte en la mayor eléctrica de EE UU

La energética Duke adquiere a su competidora Progress Energy por 10.630 millones

El grupo energético estadounidense Duke Energy ha alcanzado un acuerdo para adquirir a su competidora Progress Energy por 13.700 millones de dólares en acciones (10.630 millones de euros) a los que se suman otros 12.200 millones de dólares (9.466 millones de euros) en deuda que serán asumidos por la empresa compradora, que, como resultado de la operación, se transformará en la mayor compañía eléctrica de EE UU con un valor de más de 65.000 millones de dólares (50.390 millones de euros).

En concreto, los accionistas de Progress Energy recibirán 2,6125 acciones de Duke Energy por cada título en su poder, lo que supone una valoración de 46,48 dólares por acción, un 7,1% por encima del precio marcado por las acciones de Progress el pasado 5 de enero, última fecha antes de que se conociera el interés de Duke Energy.

Una vez terminada la fusión, la nueva empresa se llamará Duke Energy y será la mayor del país, proporcionando electricidad a los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur, Florida, Indiana, Kentucky y Ohio, procedentes del carbón, la energía nuclear, gas natural, petróleo y energías renovables.

Ambas firmas, que generarán 57.000 megavatios de capacidad eléctrica, están ahora a la espera de obtener el visto bueno de los reguladores federales y estatales estadounidenses.

Tras darse a conocer esta operación Jim Rogers,presidente y consejero delegado de Duke Energy ha declarado que la fusión de las empresas "aporta más económicamente a los clientes y mejora el valor de los accionistas".

Tras la apertura de la bolsa de Nueva York, las acciones de Duke cedían el 1,01% hasta 17,61 dólares y las de Progress, el 1,19% hasta 44,19 dólares, mientras que en el último año se han revalorizado el 4,63 % y el 12,04%, respectivamente.