Nueva red de agencias de viajes

Pullmantur toma posiciones en la antigua sede de Marsans

La compañía turística incrementa plantilla y ocupa casi todo el edificio.

Pullmantur toma posiciones en la antigua sede de Marsans
Pullmantur toma posiciones en la antigua sede de Marsans

A rey muerto, rey puesto. En lo más alto del edificio Pórtico en Madrid, que fuera propiedad y sede corporativa de Viajes Marsans, ya no luce la imagen del otrora grupo turístico de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual. Desde ayer figura la marca Pullmantur, que ya ocupaba desde hace años las plantas quinta y sexta del inmueble, pero que por el incremento de plantilla y la entrada en nuevos negocios se ha extendido a nuevas alturas del edificio.

Pullmantur, filial de la estadounidense Royal Caribbean, opera en España como touroperador, compañía aérea y naviera de cruceros. A éstas añadirá en 2011 una nueva línea de negocio con el lanzamiento de una red de agencias de calle para vender viajes. Esto ha llevado a contratar más personal y extender su presencia a nuevas plantas del edificio situado en plena M-40, frente al Campo de las Naciones. Para la puesta en marcha de la red de agencias de viajes, Pullmantur está contratando personal y ha creado la sociedad Mundinauta Viajes España, controlada al 100% por la estadounidense. En el mercado se especula con que podría abrir entre 130 y 150 oficinas en toda España, con un modelo de negocio muy enfocado a la venta online.

Marsans vendió el Edificio Pórtico en 2008 al fondo alemán Union Investment Real Estate pero se quedó como inquilino a cambio de una renta mensual de unos 725.000 euros. El inmueble era compartido con Pullmantur y con un concesionario de vehículos de alta gama. Marsans dejó de pagar el alquiler y en julio Union Investment desahució al grupo turístico, que se vio forzado a trasladarse a unas oficinas a la calle Serrano. Se da la circunstancia de que Pullmantur fue propiedad de Marsans hasta 2006, cuando Díaz Ferrán y Pascual lo vendieron a Royal Caribbean.

Declive de Marsans

Hace solo dos años la marca Marsans era sinónimo de liderazgo empresarial en el sector turístico español. Hoy apenas queda rastro de la compañía, seis meses después de que sus anteriores propietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, anunciaran su venta a un grupo empresarial valenciano especializado en quiebras y liquidaciones, coincidiendo con la solicitud de entrada en concurso del grupo de viajes.

A pesar de que los nuevos dueños de Marsans, que adquirieron el grupo a través de la sociedad Posibilitumm, aseguraran en un principio que contaban con un plan estratégico para reflotar la compañía de viajes, lo cierto es que su gestión ha ido encaminada en todo momento a liquidar el grupo, con un siglo de historia. El informe concursal presentado este mes a la jueza del concurso de Marsans, que CincoDías viene publicando en exclusiva, subraya que tras "la fecha de declaración del concurso, y a pesar de lo manifestado en la memoria de la solicitud de concurso voluntario presentada por la concursada, la actividad de la compañía fue reduciéndose drásticamente hasta quedar prácticamente inoperativa".

Al frente de Marsans, Posibilitumm activó un expediente de regulación de empleo dejando la plantilla reducida en un 99% y se cerraron las oficinas comerciales provocando que "la actividad de la compañía haya quedado exclusivamente centrada en labores de carácter administrativo, sin que se esté desarrollando en la actualidad el objeto social de la misma".

Otra de las medidas de los nuevos propietarios de Marsans fue el cambio de sede del grupo. Pasó del Edificio Pórtico, en Madrid, a unas oficinas en la calle Serrano, y de aquí a otras en la calle Orense. Ha sido la administración concursal la que ha impulsado el último cambio de sede, alarmada de que la compañía, a pesar de estar en concurso de acreedores, acordara el pago de 50.000 euros mensuales por las oficinas en Serrano (ahora paga menos de 10.000 euros al mes). Por otro lado, el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha logrado embargar 3,02 millones de euros de las cuentas de Posibilitumm.

Las cifras

2008 fue el año en que Marsans vendió el Edificio Pórtico al fondo alemán Union Investment Real Estate. El grupo turístico se quedó como inquilino pero en julio pasado fue desahuciado por impago de la renta.

130 oficinas podría abrir Pullmantur en su plan para lanzar en 2011 una red de agencias de viajes. El grupo está contratando plantilla.