Bolsa de Nueva York

Moody's coloca a Wall Street sobre arenas movedizas

La Bolsa de Nueva York cierra una semana titubeante por las presiones sobre la deuda pública en la que, no obstante, los principales selectivos han tocado las cotas máximas en dos años. El Dow Jones gana en los cinco días un 0,72%. Asimismo, el S&P 500 sube en este periodo un 0,28% y el tecnológico Nasdaq, un 0,21%.

El frente macro peleó esta semana por prevalecer sobre los ecos de la crisis de deuda que golpean las plazas europeas, y por extensión restan ánimo al parqué neoyorquino. Así, mientras que el balance general de las referencias publicadas en los últimos días apunta una recuperación y empuja hacia arriba, los recelos sobre la solvencia de las economías periféricas obstaculizan las compras.

Moody's contribuyó a la presión sobre la deuda esta semana. Si el miércoles era España la que padecía la amenaza de una revisión de la calificación, hoy fue Irlanda quien vio bajar cinco peldaños su nota.

Todo ello ocurre a la par que Estados Unidos empieza a temer por su propia caída. El lunes, la agencia de rating advertía que la ampliación del paquete de beneficios fiscales y de prestaciones por desempleo "incrementa la probabilidad de una perspectiva negativa". El Congreso aprobó este jueves el proyecto, calculado en 858.000 millones de dólares para prorrogar la recortes tributarios hasta 2012 y aumentar hasta los 13 meses el subsidio de paro.

DOW JONES 27.766,29 -0,20%

También la Reserva Federal tuvo su cota de atención esta semana. El banco central, que celebró la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto en 2010 este martes, dejó sin variación tanto el plan de reactivación económica como los tipos de interés.

El viernes, que venía decantado por la Cuádruple Hora Bruja (o Friky Friday), cumplió con el patrón de volatilidad que produce habitualmente el vencimiento de futuros.

Además, la referencia más importante del día fue el índice de indicadores que elabora The Conference Board. El indicador de tendencia futura de la economía de Estados Unidos subió un 1,1% en noviembre, lo que representa el quinto mes consecutivo de alzas.

Pese a ello, Wall Street no encontró amarre suficiente para ganar este viernes y acaba la sesión con signo mixto después de los vaivenes. Así, el Dow Jones retrocede un exiguo 0,06% y aplaza el asalto a los 11.500 puntos (11.492 enteros); el S&P 500 avanza un escaso 0,08% (1.243 puntos), y solamente el tecnológico Nasdaq salva el expediente y avanza un 0,21%, hasta los 2.642 enteros. Los resultados de RIM y de Oracle ayudaron a este selectivo a superar el envite bajista.

Apartado empresarial

El fabricante de software Oracle acaparó la atención de la jornada en el plano empresarial, después de presentar unas ganancias de 3.223 millones de dólares (63 centavos por acción) durante su primer semestre fiscal de 2011, lo que representa un avance del 25% respecto al mismo periodo del año anterior. Los títulos de la compañía anotaron un incremento del 3,94%.

Asimismo, Research in Motion (RIM) , responsable de la popular BlackBerry, obtuvo en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal un beneficio neto de 911 millones de dólares, un 45% más respecto a idéntico lapso de su anterior ejercicio fiscal. La acción de la compañía se elevó un 1,62%.

Dentro del selectivo Dow Jones, con los treinta valores de referencia, el mejor fue Boeing, con un avance del 0,98%; le acompañaron en el podio Kraft Foods (+0,92%) y Du Pont (+0,83%).

Por el contrario, American Express perdió un 1,26% convirtiéndose en el peor del día. Pfizer (-1,10%) y Cisco System (-1,01%) cerraron el grupo de cola.

En relación a las materias primas, el barril de crudo de Texas subió el 0,36% y cerró a un precio de 88,02 dólares.

En el capítulo de las divisas, el dólar ganó terreno frente al euro, que hoy ofrecía un cambio de 1,3168 dólares.