La subasta de letras se cubre con éxito

El bono a 10 años supera el 5,5% y se acerca a máximos de 10 años

La tensión ante la negativa de Alemania a ampliar el fondo de rescate de la UE se dejó notar ayer en el mercado de deuda. El bono español a 10 años llegó al 5,506%, muy cerca de los máximos de la década.

La tormenta sobre la deuda no amaina. El Consejo Europeo se reúne mañana, con los 27 jefes de Gobierno de la UE. Los temas a debate son ampliar el fondo de rescate, creado en mayo pasado, y flexibilizar su operativa, para que compre bonos sin que un país lo solicite expresamente y facilitar financiación a corto plazo ante problemas de liquidez. Alemania, de quien depende todo en la zona euro, es reacia de partida, aunque lo esperable es que termine haciendo alguna concesión. El resultado son tensiones renovadas en la renta fija, con una subida general de todas las rentabilidades exigidas a los bonos. El bono español a 10 años alcanzó el 5,506%.

Es uno de los niveles más altos de la década, cerca del 5,67% que llegó a marcar el 30 de noviembre. Para hacerse una idea de lo rápido que se ha agravado la situación, baste decir que hace dos meses, el rendimiento era del 3,98%. "Desde un punto de vista fundamental, seguimos pensando que los diferenciales entre España y Alemania no son objetivos, pero lo que el mercado considera es que ahora mismo los objetivos de equilibrio presupuestario son inalcanzables", explica Borja Gómez, de Inverseguros.

En el mercado secundario, el diferencial entre la rentabilidad exigida al bono español y la del alemán, que es el activo considerado de menor riesgo, se situó en los 248 puntos básicos (2,48 puntos porcentuales). En enero, era de 57 puntos básicos y el 30 de noviembre hizo máximos en 283,3 puntos básicos. Actualmente, el interés exigido a los bonos españoles es un 81,4% superior al de Alemania.

El interés exigido a la deuda a 12 meses fue del 3,52%, frente al 2,45% de la anterior

Esto no quiere decir automáticamente que España tenga que pagar un 80% más que Alemania por colocar la deuda, todo eso tiene lugar en el mercado secundario. Pero nadie comprará al Estado bonos por un interés inferior al que hay en el mercado. El Tesoro subasta mañana obligaciones a 10 y 15 años, con cupones respectivos del 4,85% y el 4,65%. Al ser la fecha de vencimiento superior al año 2013, que es cuando acaba el mecanismo actual de rescate de la UE, la subasta dará la verdadera medida de lo que piensa el mercado.

Mientras, la colocación de letras a 12 y 18 meses celebrada ayer arrojó datos tanto positivos, como preocupantes. La buena noticia es que la oferta estuvo ampliamente sobresuscrita, 2,23 veces en el plazo a un año y 4,5 en el de año y medio. Lo inquietante es el precio pagado. El interés marginal, que es el máximo al que se otorga la deuda, llegó al 3,52% en los 12 meses, frente al 0,858% con el que empezó el año. En las letras a mayor plazo, el marginal fue del 3,79%, frente al 1,25% de comienzos de año.

"Estos intereses no son buenos, pero un 60% de la demanda fue de extranjeros y eso es positivo. Si se suaviza la situación, el coste de la deuda debería caer", subraya Iván San Félix, de Renta 4. Se adjudicaron 2.500 millones, eso es aproximadamente un 0,4% de toda la deuda que debe el Estado. Esto quiere decir que el impacto en el coste total de financiación es mínimo. Lo grave es que la tendencia pueda consolidarse.

Efectos perversos de la relajación cuantitativa

El final de año se está complicando con una rapidísima subida de los precios de las materias primas. Es especialmente llamativo el caso del petróleo, el crudo Brent se situó ayer en los 91,7 dólares por barril, nuevo máximo anual, cuando en octubre estaba en 80 dólares. Algunos analistas creen que una explicación parcial de esta pujanza está en la relajación cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés), que la Fed empezó en noviembre pasado y que le llevará a inyectar 600.000 millones de dólares en el sistema en un plazo de ocho meses.

"El resultado es que se genera una inflación en materias primas, como consecuencia de la debilidad del dólar; a su vez, esta subida de las materias primas eleva las expectativas de inflación futura y, en consecuencia, termina afectando y elevando las curvas de tipos de interés de largo plazo. Es decir, justo lo contrario que se buscaba con la medida", expone Daniel López de Argumedo, de Finagentes. Cuando más suba el interés de la deuda de largo plazo, más se encarecerá el coste de financiación.

Las cifras

248 puntos básicos es la prima de riesgo que pagan en el mercado secundario los bonos españoles a 10 años respecto a los alemanes.

38% es lo que se ha encarecido en solo dos meses el tipo de interés exigido a los bonos españoles a 10 años.

44.740 millones son los vencimientos en bonos y obligaciones en 2011.

La visión de la industria de fondos

MACROECONOMÍA Los resultados de la encuesta mensual de gestores de fondos de inversión que realiza Bank of America Merrill Lynch dan como resultado neto (restando a las respuestas positivas las negativas) que un 44% de los encuestados cree que la economía mundial se fortalecerá en 2011, frente al 35% que opinaba lo mismo el mes pasado.

CRISIS EN EUROPA La visión más optimista de los gestores de fondos no impide que éstos consideren que las complicaciones en la deuda soberana europea constituyen el ¢mayor problema¢ que afronta la UE de cara al próximo ejercicio. Un 45% lo sitúa como el problema prioritario; el segundo es el de un endurecimiento fiscal prematuro, pero señalado solo por el 15% de los encuestados.

APUESTA POR EE UU El porcentaje neto de gestores que sobrepondera renta variable de EE UU ha pasado del 1% al 16%. En cambio, en la eurozona, la situación es la inversa: el saldo neto de gestores sobreponderados pasa del 4% al 15%.

SECTORES Los sectores de energía y materiales básicos, dos industrias que se benefician tradicionalmente de un entorno de mayor inflación, son los que gozan del mayor respaldo por parte de los estrategas, junto al de tecnología. Los bancos, por contra, pierden comba, un 47% neto de los gestores europeos está infraponderado en bancos.

DIVISAS Un saldo neto del 37% de los gestores de fondos considera que el euro está sobrevalorado, frente al 44% que opinaba lo mismo el mes pasado. El euro es la segunda moneda más sobrevalorada, solo superada por el yen (65%).