Terciado apoya al máximo dirigente de la patronal catalana

La renuncia de CEIM a la puja por presidir CEOE fortalece a Juan Rosell

El presidente de CEIM, Arturo Fernández, confirmó ayer que no se presentará a presidir CEOE, lo que allana el camino a la candidatura de Rosell. El presidente de Fomento del Trabajo se vio fortalecido por el apoyo del presidente de los empresarios castellanoleoneses Jesús Terciado, que también dirige Cepyme, la patronal con más vocales (83).

Las posibilidades de que haya un cuarto candidato que compita con Juan Rosell, Santiago Herrero y Jesús Banegas a la presidencia de CEOE desaparecieron ayer. A menos de 36 horas para que se cierre el plazo de candidaturas (hoy a las 12 de la noche), Arturo Fernández, uno de los nombres que con más fuerza había sonado, decidió retirarse de la carrera y, de paso, fortalecer a Rosell. Sin embargo, la retirada no le resta poder, ya que la patronal no descarta "considerar su apoyo explícito a alguno de los actuales candidatos", lo que sin duda supondría una ayuda decisiva por sus 45 vocales.

Esa candidatura alternativa, para la que también se habían barajado otros nombres como Miguel Boyer o Manuel Pizarro, era una opción que se había solicitado desde un gran número de organizaciones a las que no le convencían ninguno de esos tres candidatos. De hecho tan solo un 29% de los vocales ha hecho público a quién va a votar. El resto estaba a la espera de un cuarto candidato y ahora, a menos que haya una sorpresa de última hora, tendrán que decidirse por alguno de los tres.

Y en esa carrera, el presidente de Fomento de Trabajo ha tomado una ventaja que puede ser definitiva. Según los cálculos realizados por este periódico, Rosell cuenta con 163 vocales, tras sumarse ayer la Confederación Española de Comercio (3 vocales) y la Confederación de Empresarios de Castilla y León (2 votos), pero que seguramente arrastrará al resto de agrupaciones de esa comunidad, tal y como ha ocurrido en el caso de Santiago Herrero con la Confederación de Empresarios de Andalucía. Entre todos ellos suman 18 votos.

"Juan Rosell posee una amplia experiencia y liderazgo en las organizaciones empresariales, tanto de Cataluña como del resto de España, teniendo además un importante bagaje empresarial en su vida privada, que le facultan para conocer en profundidad el mundo empresarial y los difíciles momentos por los que está pasando", subraya el comunicado de la patronal castellanoleonesa.

El refrendo de Cecale es especialmente significativo porque el presidente de la patronal, Jesús Terciado, es también el presidente de Cepyme, la confederación con más vocales (83) y que es la única de las grandes que todavía no se ha definido al respecto.

"El apoyo de Terciado es un espaldarazo a la candidatura a Rosell, ya que cuenta con el voto de más de diez territoriales y de una gran parte de las sectoriales, por lo que el margen de los otros candidatos se estrecha", subrayan fuentes empresariales consultadas. De hecho, esos anuncios han acelerado las conversaciones entre los otros dos candidatos a presidir CEOE para frenar el avance de Rosell. Así lo confirmó ayer el presidente de la patronal tecnológica Ametic, Jesús Banegas, quién aseguró que las negociaciones estaban muy avanzadas. "Estamos convencidos de que es bueno que haya una candidatura conjunta, porque los dos constituimos la misma visión del futuro de la CEOE", subrayó en una jornada en Toledo.

Por ahora, la suma de los vocales que han hecho público su voto por cualquiera de los dos candidatos suman 80 votos, la mitad con los que cuenta Rosell. Sin embargo, Herrero y Banegas cuentan con captar apoyos en las grandes patronales sectoriales que todavía no se han pronunciado. Entre ellas se encuentran la Confederación Nacional de la Construcción, con 30 vocales, o las patronales de las cajas de ahorro y la banca, con 10 vocales cada una, muy divididas respecto a quién otorgar su confianza para presidir CEOE.

La cifra

71% es el porcentaje de vocales que no ha hecho público a qué candidato va a apoyar. La mayoría pertenece a agrupaciones pequeñas.