Pide voluntarios por SMS para suplir a tres encausados de Torrejón

AENA cubre con horas extras a los controladores llamados por el fiscal

La escasez de plantilla obliga a AENA a recurrir a las horas extras para cubrir a los controladores que tendrán que ausentarse del servicio para declarar ante la fiscalía por el cierre del espacio aéreo. Al centro de Torrejón faltarán hoy tres personas por este motivo. AENA envió un SMS al colectivo para pedir voluntarios que los sustituyan con horas extras.

AENA cubre con horas extras a los controladores llamados por el fiscal
AENA cubre con horas extras a los controladores llamados por el fiscal

Tras la rebelión del control aéreo durante el fin de semana, la opinión pública, perpleja, se pregunta cómo pudo desmandarse la situación hasta los extremos sufridos. Las condiciones de trabajo del colectivo de controladores, consentidas durante una década, han sido tan chocantes que las consecuencias del proceso para su transformación no dejarán de deparar sorpresas.

La endémica e inexplicada escasez de controladores genera a partir de hoy y en las próximas fechas una situación sorprendente. AENA se está viendo obligada a recurrir a las controvertidas y denostadas horas extraordinarias para cubrir las ausencias obligadas de un centenar de profesionales (las últimas informaciones dicen que serán solo 30) que, desde hoy mismo, tendrán que ausentarse del servicio para declarar ante la Fiscalía de Madrid. El objetivo de esta visita es depurar las responsabilidades en que pudieron incurrir durante las 18 horas del pasado viernes y sábado que el plante del colectivo provocó el cierre del espacio aéreo español.

CincoDías ha podido saber que hoy mismo y por este motivo, del centro de control de Torrejón de Ardoz en Madrid faltarán tres controladores. Estos profesionales están siendo sustituidos por compañeros de vacaciones que voluntariamente, convocados con urgencia y, tras el pago de las correspondientes horas extraordinarias, se han prestado a ello.

Varios controladores aéreos de la plantilla de AENA en Madrid se vieron sorprendidos el martes por la llegada a sus teléfonos móviles de un mensaje de AENA en el que se les pedía que se presentaran voluntarios para hacer horas extraordinarias durante las jornadas de ayer y hoy en el citado centro.

El mensaje decía textualmente "se solicitan voluntarios para cubrir la sala de control los días 8 y 9 de diciembre. Ponerse en contacto con la gestión de turnos. Gracias".

Fuentes vinculadas al colectivo señalaron que durante el día de ayer la plantilla de control estuvo operando al completo en la red de centros y torres de AENA. De los 296 controladores designados para el servicio, se presentaron 292 y solo cuatro estaban de baja por distintas causas.

Fuentes oficiales de AENA dijeron que los mensajes que recibieron los controladores del centro de control de Torrejón en Madrid en sus teléfonos móviles del martes tienen por objeto encontrar a las personas que sustituyan a los compañeros que en el día de hoy están citados a declarar en la fiscalía de Madrid.

Estas mismas fuentes dijeron que el procedimiento no tiene nada de extraordinario. "Es el que pactamos con el sindicato USCA el pasado mes de agosto para cubrir aquellas incidencias que no pueden preverse cuando se publican los turnos de trabajo mensuales y, además, exceden los recursos de suplencia mediante imaginarias", dijeron.

Los controladores encausados comienzan a declarar a partir de hoy ante la Fiscalía de Madrid, situada en la Audiencia Provincial de Madrid, por un delito de sedición con motivo del abandono de sus puestos de trabajo el pasado viernes, alegando la falta de adecuación de sus condiciones psicofísicas para el desempeño del cargo.

El fiscal se propone valorar si los hechos pudieran ser constitutivos del delito de sedición previsto en la Ley Penal y Procesal de Navegación Aérea de 1964, y ha señalado que las medidas que deberán adoptarse serán proporcionales a los daños causados.

La prioridad, formar nuevos profesionales

La formación y habilitación de nuevos controladores se ha convertido en una prioridad para el Ministerio de Fomento y AENA desde que el pasado mes de abril se cambiaron las condiciones de acceso y desarrollo de la profesión.

En el nuevo modelo, formarse como controlador deja de ser gratis. Conseguir la licencia cuesta ahora entre 45.000 y 50.000 euros.

Senasa, la empresa pública que ha estado formando al colectivo en los últimos años ha cambiado sus planes de estudio. A partir del pasado mes de julio ha lanzado cursos con el objetivo de lanzar al mercado 300 nuevos profesionales hasta 2012 a un precio mínimo de 45.000 euros. El programa definido por Fomento permite estudiar por tramos, de modo que para controlar en una torre es necesario recibir un curso de 22 semanas más un mes de habilitación, mientras que para ruta se precisan 37 semanas y tres meses de habilitación.

Además, la formación de controladores queda liberalizada y podrá ser impartida por centros certificados. La asociación IATA-Altius ya ha anunciado que pondrá en marcha a partir de enero la primera escuela de formación privada de controladores aéreos en España. Tras firmar un acuerdo con la Universidad de Castilla-La Mancha, tiene prácticamente decidido que el centro de formación se situará en el aeropuerto de Ciudad Real. Otra institución educativa europea, Adventia, impartió hace un año el primer curso de formación de informadores de control aéreo para el nuevo sistema de aterrizaje y despegue sin controladores, denominado AFIS. Este procedimiento se está aplicando en las islas La Gomera y en El Hierro y pronto se aplicará en la Península.

Responsabilidades

El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo ayer que a los controladores "no les puede salir gratis" el conflicto y el Gobierno "les va a exigir" responsabilidades. Así, el Ejecutivo va a "impedir" que una situación similar se vuelva a producir.