Los controladores, en asamblea, analizan la medida para dar una respeuesta inmediata

El Consejo de Ministros clarifica la jornada de los controladores

El Consejo de Ministros reunido esta mañana ha clarificado en un decreto los aspectos de la jornada laboral anual de los controladores aéreos que han estado provocando durante los últimos días importantes disfunciones. Fuentes de AENA señalan que "quien no acepte la letra de la ley, que recurra a los tribunales, pero si se ausenta del trabajo que se atenga a las consecuencias".

Controladores aéreos
Controladores aéreos

Tras esta clarificación, fuentes oficiales de AENA dijeron que "la ley no es interpretable, y no es tolerable que por una interpretación particular de la norma se pueda mantener a toda una comunidad autónoma con las comunicaciones aéreas interrumpidas. Quien no acepte la letra de la ley, que recurra a los tribunales, pero si se ausenta del trabajo que se atenga a las consecuencias". Preguntado por este diario al portavoz si se despedirá a los controladores que no acudan a sus puestos de control de tráfico aéreo, señalaron que "como a cualquier otro trabajador que abandone su puesto sin justificación".

Los controladores, entre tanto, se encuentran reunidos en asamblea permanente y estudian el texto aprobado en Consejo de Ministros para tomar una decisión urgente. No descartan un plante masivo inmediato.

El Gobierno ha incluido la norma en la que clarifica la legislación sobre la jornada de trabajo anual de los controladores en el real decreto de medidas para el relanzamiento de la economía. Entre estas medidas se incluye un apartado en el que se desarrollan las modificaciones en el actual modelo aeroportuario, con la previsión de su privatización parcial. En una disposición adicional se puede leer textualmente: "De acuerdo con lo establecido en el artículo 5 del real decreto 1001/2010, la actividad aeronáutica anual no excederá de 1.670 horas, sin perjuicio de la posibilidad de ser incrementada con horas extraordinarias hasta un máximo de 80 horas anuales. En el cómputo de este límite anual de actividad aeronáutica no se tendrán en cuenta otras actividades laborales de carácter no aeronáutico, tales como imaginarias y periodos de formación no computables como actividad aeronáutica, permisos sindicales, licencias y ausencias por incapacidad laboral".

Según esta interpretación del computo del horario de los controladores, "en este momento ho hay ningún trabajador que esté pasado de horas, explicó el portavoz de AENA.

Máxima tensión

El clima de enfrentamiento en el conflicto que enfrenta a los controladores aéreos ha subido varios puntos y amenaza estallar justo en los días de máximo tráfico en los cielos a causa del largo 'puente' de diciembre. A estas horas de la mañana el colectivo de los profesionales de contról decide la actitud que tomará en alas asambleas permanentes que se constituyeron en todos los centros del país a primera hora de la mañana. Por otro lado, Fomento convocó auna reunión urgente esta misma mañana a las patronales que representan los intereses de las aerolíneas españolas y extranjeras que operan en los aeropuertos de AENA. El encuentro continua.

Controladores y aerolíneas se pusieron alerta ayer por la noche ante las informaciones que les llegaba desde el Ministerio de Fomento en el sentido de que Consejo de Mistros podría tomar hoy una decisión drástica para terminar de una vez por todas conn la guerra que enfreta a AENA y a sus controladores y que ya dura más de un año.

La causa ultima de este estallido de tensión es el aumento de casos de controladores aéreos que se ausentan de sus puestos de trabajo, a pesar de estar nombrados para un servicio, con el argumento de que ya han trabajado el máximo de horas que la ley les permite para el año 2010. Esta actitud ha provocado el cierre del espacio aéreo gallego de forma parcial desde hace varios días, con la cancelación y el desvío de un número importante de vuelos. Madrid, Canarias y Gerona tienen ya controladores que consideran que sus jornadas de trabajo anuales ya han sido cumplidas.

El Gobierno, además, se sintió ayer alertado por el hecho de que a la actitud de los controladores, se hayan sumado las protestas de los pilotos del SEPLA y del resto de los trabajadores de AENA. Ambos colectivos anunciaron huelgas durante este mes de diciembre, los primeros por disconfirmidad con su régimen de descansos, y los segundos por el plan del Ejecutivo de privatizar parcialmente los aeropuertos españoles.