Quieren proteger el euro

Berlín y París se coordinan para desarrollar el nuevo mecanismo anticrisis en la UE

Los Gobiernos de Alemania y Francia trabajarán de forma coordinada en el desarrollo y definición del nuevo mecanismo de la Unión Europea para afrontar en el futuro crisis financieras como la que todavía afecta a varios países de la eurozona.

Así lo aseguraron hoy en Berlín los ministros de Exteriores de ambos países, el alemán Guido Westerwelle y la francesa Michèle Alliot-Marie, al término de una entrevista. "Queremos un euro protegido permanentemente de toda turbulencia mediante un mecanismo a prueba de cualquier inclemencia", dijo el jefe de la diplomacia alemana.

Su colega francesa, que visita por primera vez Berlín desde su reciente nombramiento, subrayó que las posturas de Berlín y París al respecto "son muy coincidentes".

El ministro alemán insistió además en la iniciativa alemana para que a partir de 2013, cuando finalice el plazo del actual fondo de rescate del euro, los acreedores privados asuman su parte de responsabilidad en los riesgos de una crisis.

Preguntado por la posibilidad de un efecto dominó en la Unión Europea tras los casos de Grecia e Irlanda, Westerwelle se mostró "contrario a conducir las habladurías de un país a otro".

Con motivo del debate final sobre los presupuestos del estado para 2011 en el Bundestag, la canciller alemana, Angela Merkel, insistió ayer igualmente en su iniciativa para que los inversores privados asuman su responsabilidad en futuras crisis financieras de los países de la zona del euro.