Pese a la crisis política

Bruselas pide a Irlanda que no retrase el plan de austeridad ni el presupuesto de 2011

La CE ha pedido hoy a Irlanda que, pese a la crisis política que vive el país, no retrase la aprobación del plan de austeridad para los próximos cuatro años, que está previsto que se presente mañana, ni del presupuesto para 2011, que se votará el 7 de diciembre en el parlamento. Ambas iniciativas son "elementos fundamentales" para que Dublín pueda beneficiarse del fondo de rescate de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI). Por su parte, El FMI ha recomendado al Gobierno reducir los subsidios de desempleo y el salario mínimo.

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, anunció este lunes que convocará elecciones anticipadas a principios de 2011 después de que el Parlamento apruebe el presupuesto de 2011 y el plan anticrisis. Cowen adoptó esta decisión después de que su socio de Gobierno, el Partido Verde, le retirara su apoyo.

El Ejecutivo comunitario ha dicho que no tiene comentarios sobre el "debate político interno" de Irlanda, ni sobre la "decisión soberana" del primer ministro de convocar elecciones. "Pero celebramos el firme compromiso del Gobierno irlandés de aprobar el presupuesto de 2011 en el Parlamento, presentar mañana el plan de consolidación fiscal para los próximos cuatro años y concluir con éxito las actuales negociaciones" sobre el fondo de rescate, ha explicado el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

"Cada día que pasa tiene un impacto para la economía irlandesa. Es extremadamente importante que las medidas legislativas necesarias se adopten lo antes posible", ha insistido Altafaj al ser preguntado por la solicitud de la oposición irlandesa de retrasar el plan de ajuste a después de las elecciones anticipadas. "Esto es crucial también para reforzar la confianza en la economía irlandesa, en la capacidad de Irlanda de corregir la situación", ha dicho.

Las condiciones que se van a imponer a Irlanda para beneficiarse del fondo de rescate, ha proseguido el portavoz, se basarán en el plan de cuatro años -que prevé un recorte total del gasto de 15.000 millones de euros- y en el presupuesto de 2011, que incluirá ya un ajuste inicial de 6.000 millones de euros. "Es un elemento fundamental en las actuales discusiones. Es muy importante que este presupuesto se apruebe en el parlamento", ha subrayado Altafaj.

El portavoz ha señalado que las negociaciones para el rescate de Irlanda "avanzan sin problemas" en Dublín y "no se han visto perturbadas por ningún elemento del debate político". La Comisión espera concluirlas "a finales de noviembre" y considera que "no hay ninguna razón para estar preocupados por las discusiones o su resultado".

El FMI insta a reducir los subsidios de desempleo y el salario mínimo

Por su parte, el FMI ha recomendado al Gobierno de Irlanda que reduzca de forma progresiva los subsidios de desempleo y rebaje el salario mínimo para evitar la "persistencia" de la elevada tasa actual de paro, según un documento de los servicios de investigación de la institución.

El documento, elaborado por un grupo de expertos de la institución entre los que se encuentra Ajay Chopard, el responsable de la misión del FMI que se encuentra en estos momentos evaluando la situación de la economía irlandesa, recoge una serie de propuestas concretas que le permitirían al país elevar su nivel de empleo.

En concreto, aconseja al país que introduzca un "descenso gradual de los beneficios" recibidos durante el periodo de desempleo y unos requisitos de búsqueda de empleo más estrictos. Además, recomienda revisar el nivel del salario mínimo para que sea coherente con el descenso general de los salarios.