Por el impulso del turismo

La boda de Guillermo y Kate reportará 730 millones a la economía británica

El enlace entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton, anunciado para la primavera o verano próximos, reportará a la economía británica 620 millones de libras (unos 730 millones de euros), según un estudio publicado hoy que analiza el impacto del evento en el comercio minorista.

Guillermo de Inglaterra y su prometida Kate Middleton
Guillermo de Inglaterra y su prometida Kate Middleton

Con miles de admiradores de la familia real británica en todo el mundo, la boda supondrá un impulso para el turismo con destino al Reino Unido y además, tan solo con la venta de recuerdos para conmemorar tan señalada fecha, los expertos calculan que los comercios minoristas ingresarán entre 12 y 18 millones de libras (14,11-21,17 millones de euros).

Neil Saunders, director de consultoría de Verdict, la empresa que ha llevado a cabo el estudio, afirmó que "resulta difícil calcular el beneficio que reportarán el anuncio del compromiso y la posterior boda, pero solo en alimentos, vino y champán comprado para brindar por la felicidad de la pareja el aumento de las ventas podría alcanzar los 360 millones de libras (423 millones de euros)".

Saunders opina que "los tiempos han cambiado mucho desde que se casaran Carlos y Diana, pero mucha gente aún celebrará con entusiasmo el enlace, lo que se materializará en un aumento de las ganancias".

Los beneficios adicionales procedentes del turismo podrían suponer un montante de 216 millones de libras (unos 254 millones de euros) y en total, el aumento del consumo podría alcanzar los 620 millones de libras en los próximos meses.

"Aunque pueda parecer mucho dinero, no hay que olvidar que se trata de un evento que atraerá a un público masivo no solo británicos, sino de todo el mundo", puntualizó Saunders.

La oficina de turismo de Londres, Visit London, ha calculado que el impacto turístico del enlace para la capital británica será de entre 30 y 50 millones de libras (35-58 millones de euros) por el incremento de visitantes en los próximos meses.

Con una media de 500.000 visitantes por día, la oficina de turismo prevé que Londres supere las cifras de hace 30 años, cuando el enlace del príncipe Carlos y Diana atrajo a la capital 600.000 visitantes más del promedio normal para aquella época.