Dublín atribuye las dificultades a la falta de

Irlanda niega que su banca esté en crisis, pero Bruselas ve "muy urgente" su rescate

El ministro irlandés de Finanzas, Brian Lenihan, aseguró hoy que el sistema bancario irlandés no atraviesa "dificultades graves" y atribuyó la crisis económica a la falta de "normalización" en los mercados internacionales. Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha afirmado este miércoles que ve "muy urgente" que se llegue a una decisión sobre el rescate de Irlanda porque la situación es "muy grave" y resulta "esencial" restaurar la confianza en el sector bancario irlandés "por el bien de la estabilidad de la eurozona".

En declaraciones a la Radiotelevisión irlandesa (RTE), Lenihan recordó que el Estado tiene cubiertas sus necesidades económicas hasta mediados del próximo año y que "parte de la banca" ha sido ya nacionalizada.

Las entidades financieras, dijo, cuentan, además, con el apoyo del Banco Central Europeo (BCE), de igual manera que los planes presupuestarios del Gobierno para los próximos cuatro años han obtenido el respaldo de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Esa es la razón por la que el equipo técnico (de la UE, FMI y BCE) vendrá a Irlanda, para analizar sobre el terreno las cuestiones estructurales que hay que abordar para estabilizar los mercados", explicó Lenihan. "A pesar de las amplias medidas adoptadas por el Gobierno -precisó el ministro-, Irlanda es un país pequeño y, si los problemas bancarios son demasiado grandes para nosotros, Europa ha dejado claro que ayudará para salvar el sistema".

Lenihan insistió en la validez del plan cuatrienal de ajustes, que será presentado la próxima semana, y que se espera que genere un ahorro de 15.000 millones de euros y reduzca el déficit hasta el 3% del Producto Interior Bruto (PBI) en 2014. La primera fase de ese plan comenzará a rodar el próximo 7 de diciembre con la presentación de los presupuestos generales para 2011, en los que se incluyen recortes por valor de 6.000 millones de euros.

Plan de rescate

Los veintisiete ministros de Economía y Finanzas de la UE continúan hoy reunidos en Bruselas, con la crisis de la deuda irlandesa en punto muerto y el riesgo real de desestabilización en otros países de Europa. Aunque Irlanda insiste en que no necesita la ayuda de sus socios internacionales, la UE y el FMI trabajan en la elaboración de un plan de rescate del sector bancario irlandés.

La Comisión Europea ha anunciado ya el envío de una misión técnica conjunta con el FMI y el BCE a la capital irlandesa para intensificar los trabajos preparatorios de una eventual intervención.

Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha afirmado este miércoles que ve "muy urgente" que se llegue a una decisión sobre el rescate de Irlanda porque la situación es "muy grave" y resulta "esencial" restaurar la confianza en el sector bancario irlandés "por el bien de la estabilidad de la eurozona".