EDITORIAL

Transparencia y control del gasto

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, solicitó ayer en el Foro CincoDías más transparencia y austeridad a las comunidades autónomas. Transparencia a la hora de presentar sus ejecuciones presupuestarias mes a mes, tal y como hace el Gobierno central. Y recorte del gasto cerrando empresas y organismos públicos previsiblemente innecesarios e ineficientes.

Ambas medidas son necesarias y urgentes. La primera para controlar qué comunidades están cumpliendo con las obligaciones de controlar su déficit fiscal. Ocaña declaró ayer que, en conjunto, las 17 alcanzarán el objetivo del 3,3% impuesto en el plan de austeridad, pero alertó de que no todas han hecho los deberes. Es preciso saber cuáles están infringiendo para que el Gobierno adopte las correspondientes medidas.

Posiblemente, serán las mismas que todavía no han adoptado decisiones para control del gasto. La reducción del tamaño de la Administración es una medida ineludible, no solo para ajustar los Presupuestos, sino también para generar un servicio público más eficaz. La Comunidad de Madrid anunció recientemente que ahorrará casi 700 millones reduciendo su tamaño. Es una iniciativa a emular por el resto de regiones, porque recobrar la confianza internacional también depende de ellas.