Confían en que la reputación de la marca no sufra

Airbus reconoce que el incidente del A380 de Qantas podría afectar a los pedidos

Airbus ha reconocido que las investigaciones en torno al incidente de la semana pasada del A380 de Qantas podría afectar a la programación de las entregas del avión en 2011, si bien confió en que la reputación del que es el avión de pasajeros más grande del mundo permanezca "intacta" e incluso mejore con los años.

"Este incidente tendrá algo de impacto en las entregas, especialmente en 2011", admitió el presidente de Airbus, Tom Enders, durante una conferencia telefónica con motivo de la presentación de los resultados del tercer trimestre de EADS, matriz del fabricante. Enders recordó que en lo que va de año, Airbus ha entregado 22 aeronaves del A380, frente a las diez entregas contabilizadas en 2009, y que la respuestas por parte de las aerolíneas que ya han recibido 39 aviones del A380 es "positiva". "Estoy absolutamente seguro, dada la recepción positiva de las aerolíneas y de los pasajeros (...) que la reputación del avión no se verá perjudicada, permanecerá intacta e incluso mejorará en los próximos años", afirmó Enders.

Precisamente hoy, la aerolínea japonesa Skymark Airlines ha firmado un memorando de entendimiento con Airbus para la compra de cuatro aeronaves A380, valoradas a precio de catálogo en 1.385,2 millones de dólares (1.011,3 millones de euros), y dos opciones.

Plena confianza en Rolls-Royce

Con respecto a los problemas detectados en tres motores de la firma británica Rolls-Royce en dos A380 de la aerolínea australiana Qantas, que según el fabricante se deben a un componente específico del modelo Trent 900, Enders afirmó que la compañía británica cuenta con "plena confianza" por parte del consorcio e insistió en que la imagen del avión no saldrá perjudicada.

Además, ha aclarado que no existe "ninguna recomendación" por parte del consorcio hacia los clientes con respecto a la elección del motor para el A380. La alternativa al motor de Rolls-Royce es el propulsor GP7200, fabricado por un consorcio liderado por General Electric, Pratt & Whitney y Snecma (grupo Safran) y el grupo MTU alemán.

EADS ha anunciado que espera la puesta en marcha del A350 para el segundo semestre de 2013, frente a la previsión anterior que apuntaba a mediados de ese año, pese a que este retraso no debería tener una repercusión financiera significativa. El grupo ha aumentado su producción de A330 y A340, a razón de nueve aviones por mes a partir del primer trimestre de 2012 frente a las 8,5 unidades actuales.

"De cara al futuro, la reactivación del negocio de aviones comerciales debería impulsar la mejora de la rentabilidad del grupo, pero a medio plazo, Airbus debería mejorar significativamente su rentabilidad subyacente gracias a mejores volúmenes y precios y a nuevas mejoras económicas del rendimiento del A380", ha afirmado el consejero delegado de EADS, Louis Gallois.