Con 310 millones

Siemens premia el comportamiento de sus trabajadores durante la crisis

La compañía alemana de ingeniería Siemens ha decidido recompensar con 310 millones de euros a sus trabajadores de todo el mundo por su "destacado comportamiento" durante la crisis económica y financiera mediante una paga única extraordinaria, según anunció la empresa en un comunicado.

El consejero delegado de Siemens AG, Peter Löscher, destacó que la compañía ha superado la crisis "con éxito" y que los aproximadamente 400.000 empleados de la empresa pueden estar "muy orgullosos de sus logros". "Por su extraordinario comportamiento en tiempos difíciles, les debo mi más profundo respecto y gratitud", agregó.

En concreto, la compañía explica que, por ejemplo, los empleados que tiene en Alemania recibirán una paga única bruta de 1.000 euros en enero de 2011. Además, todos aquellos trabajadores que no ocupen puestos directivos tendrán una subida salarial del 2,7%, tal y como estipula el último convenio colectivo firmado hace dos meses.

Una de las principales medidas adoptados por el grupo para afrontar la crisis económica fue la reducción de la jornada laboral, decisión que afectó en estos años a alrededor de 19.000 empleados de sus factorías alemanas.

Siemens amplió su plantilla entre finales del año fiscal 2007 y finales del ejercicio 2010 en todo el mundo en 7.000 empleados. En el caso de Alemania, la compañía tiene 2.000 empleados más que a finales de 2007 y, además, existen casi 3.000 vacantes.