Perdió ayer el 1,31% por el dividendo de Telefónica

El Ibex aumenta la caída anual al 13,8% y se aleja de Europa

El pago de dividendo de Telefónica impactó ayer en el resultado del Ibex, que perdió el 1,31%. Sin este efecto, el indicador hubiera perdido el 0,43%, una caída que continúa reflejando un comportamiento inferior al resto de Europa. El alza de la prima de riesgo sigue ampliando esa brecha.

Poco a poco el Ibex deshace la senda alcista que había dibujado en los dos últimos meses. Después de cerrar la semana pasada con un descenso del 3,56%, terminó ayer una caída del 1,3% que deja el índice situado en 10.291,80, mínimos desde finales de agosto. Las pérdidas del año vuelven a ser abultadas, del 13,8% sobre el 3,27% de caída del Euro Stoxx.

El indicador español se vio afectado en la última sesión por el pago de dividendo de Telefónica de 0,65 euros por acción, que para la compañía supondrá un desembolso conjunto de 3.000 millones de euros. Sin el efecto de la teleco, el índice hubiera perdido el 0,43%, que sigue siendo un resultado peor que la media de Europa. El Euro Stoxx bajó ayer el 0,28%, y el Dax y el Cac, el 0,05% y 0,07%.

La diferencia entre el Ibex 35 y otros índices de la región también se ha agudizado por la deuda. La prima de riesgo alcanzó los 201 puntos básicos, nivel que se acerca al máximo de 221 al que llegó en junio. Los problemas del Gobierno de Irlanda han terminado por afectar a los países periféricos, que son los que presentan mayores dudas sobre la reducción del déficit. A pesar de que el ejecutivo irlandés presentó la semana pasada un duro ajuste en los Presupuestos de 2011, los inversores siguen desconfiando. Ayer los CDS -seguros de impago ante un probable impago- escalaron por encima de los 597 puntos básicos, nivel que está por encima de Ucrania. El CDS de Portugal también se situó en récord, de 458,94 puntos básicos.

Al tiempo, la rentabilidad de los bonos ha ido aumentado notablemente. El bono a 10 años español cotizaba en la sesión de ayer al 4,40%; el de Irlanda, al 7,86% y el de Portugal, al 6,78%. Curiosamente las Bolsas de estos dos países tuvieron un resultado mejor que el Ibex 35; la primera subió el 0,73% y la segunda cayó el 0,47%.

La banca sigue siendo el sector con peor comportamiento. En el índice europeo destacaron los descensos del 5,65% del Bank of Ireland, del 5,16% del Commerzbank y del 3% del Royal Bank Scotland. Santander y el BBVA retrocedieron el 0,12% y 1,49%. Los seguros de impago de las entidades financieras irlandesas llegaron ayer a récord.

Mientras, Wall Street permanece al margen de las incertidumbres que dominan ciertas Bolsas europeas. Tras las subidas de las últimas semanas que llevaron los indicadores hasta máximos, ayer se registraron suaves caídas: del 0,33% en el caso del Dow Jones, y del 0,21% en el S&P.

Ante tan evidentes diferencias entre unos mercados y otros, José Luis Martínez, estratega de Citi, daba ayer un mensaje claro a los inversores: "Aún pienso que es buen momento de comprar Bolsa cuando está cayendo. Pero no se engañen. No es lo mismo el mercado español o el resto de las Bolsas periféricas, de nuevo cuestionadas, que el mercado estadounidense, emergentes o los benchmark en Europa. Hay que ser muy selectivos".

Los analistas técnicos no descartan más caídas para el Ibex en las próximas jornadas que podrían hacer bajar el índice hasta los 9.800 puntos, un 4,77% por debajo del último cierre.

El BCE reactiva las compras de deuda ante el castigo a Irlanda

El Banco Central Europeo (BCE) reactivó la semana pasada las compras de deuda pública, por un importe de 711 millones de euros, tras tres semanas sin realizar ninguna adquisición. Los expertos apuntan a que el BCE se volcó en hacer adquisiciones de bonos irlandeses, ante el castigo del mercado.

Por otra parte, el banco europeo celebra hoy una subasta a tipo de interés variable, con un máximo del 1%, y con una semana de vencimiento para retirar la deuda adquirida desde mayo por valor de 64.000 millones de euros.

Con esta retirada de liquidez quiere neutralizar el efecto de la compra de deuda pública y evitar que suba la inflación.

Euro

La divisa europea cotizó ayer con fuerte volatilidad. Inició la sesión recuperando el nivel de 1,40 dólares, pero a última hora de la tarde volvió a la zona de 1,394. El presidente del BCE manifestó ayer en Basilea que los desequilibrios monetarios lastran el crecimiento.