Premios CincoDías

Reconocimiento público a la innovación empresarial

CincoDías entregó anoche en el Círculo de Bellas Artes de Madrid los premios del diario, que en su tercera edición recayeron en BBVA, Panda Security y Saft Baterías.

Las empresas que innovan tuvieron anoche su reconocimiento público un año más. CincoDías celebró ayer la tercera edición de sus Premios a la Innovación Empresarial, entregados en el Círculo de Bellas Artes. Los galardones, patrocinados por La Caixa y Repsol, convocaron en este centro cultural madrileño a la clase política, económica y empresarial para aplaudir los esfuerzos de los ganadores de 2010: BBVA, Panda Security y Saft Baterías.

"Estos premios persiguen que se destaque el compromiso de las empresas con la sociedad, con las nuevas tecnologías y -este aspecto es especialmente relevante- con la universidad", señaló Ignacio Polanco, presidente del grupo Prisa (empresa editora de CincoDías), en la inauguración de la ceremonia. "El éxito de la convocatoria refleja no sólo que esos principios están absolutamente arraigados en el entramado económico español, sino que emergen en el día a día de las empresas, sean del tamaño que sean, como herramienta para afrontar también los momentos más complicados", añadió.

Las empresas vencedoras han sido elegidas entre un centenar de candidatas por un jurado compuesto por Emilio Ontiveros, fundador y presidente de Analistas Financieros Internacionales, Joaquín Estefanía, director de la Escuela de Periodismo UAM/El País, Jorge Rivera, director de CincoDías, y por los responsables de las compañías ganadoras de la edición anterior: Baldomero Falcones, presidente de FCC; Javier Nadal, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, y José Cañas, socio fundador de Teams, una spin-off de la Universidad de Sevilla.

La gala fue conducida, como en las dos anteriores ocasiones, por el periodista Javier Ruiz, presentador de la segunda edición del informativo de Cuatro. Por primera vez, la ministra de Ciencia e Innovación se dirigió a los presentes para resaltar la importancia de estas políticas en las empresas: "El diario no podía haber elegido un mejor momento para crear este reconocimiento. La innovación, imprescindible en tiempos de bonanza económica, ha pasado a ser, tras la crisis, una cuestión de supervivencia en periodos de ajustes como el actual". La ministra consideró que la innovación es uno de los mayores desafíos, como sociedad, de esta joven democracia. "Cada pequeña contribución cuenta". Y añadió que las empresas y emprendedores son los verdaderos protagonistas del cambio de modelo productivo.

Tras las palabras de la ministra, Jorge Rivera entregó el primer premio a Gregorio Panadero, director de comunicación y marca de BBVA, en la categoría de iniciativa empresarial más innovadora en responsabilidad social corporativa. El banco tiene un compromiso de inversión de 26 millones de euros, entre 2009 y 2011, para educar financieramente a más de 500.000 personas en España, Europa y EE UU. Panadero agradeció el premio y recordó la importancia de que las personas puedan tomar decisiones informadas en cuestiones como el ahorro o el emprendimiento. "Para nosotros, la innovación es aprendizaje".

Inmediatamente después, Ignacio Manrique, adjunto al consejero delegado de Panda Security, subió al estrado para recoger la placa conmemorativa de la escultora Cristina Iglesias, al imponerse en la categoría de proyecto innovador en el campo de las nuevas tecnologías. Le entregó el premio Begoña Elices, directora corporativa y de comunicación y gabinete de presidencia de Repsol. El responsable de la firma antivirus afirmó que su carácter innovador ha permitido lanzar al mercado un conjunto de tecnologías. "Es lo que llamamos inteligencia colectiva, una tecnología creada en nuestro país que también ha servido para crear empleo en España". La empresa Panda, fundada en 1990 en Bilbao, recibió el merecimiento por su plan Cloud security (o seguridad en la nube), gracias al cual se trasladan a internet los programas de respuesta al software maligno.

En tercer lugar subió al estrado Juan Carlos Gallego, director ejecutivo de La Caixa en Madrid, para entregar la placa a Joaquín Chacón, director general de Saft Baterías, por la acción más innovadora ligada a la universidad. La filial española de la multinacional francesa ha desarrollado, junto a la Universidad Politécnica de Cataluña, nuevas herramientas para facilitar el almacenamiento industrial de electricidad, incluida la proveniente de energías alternativas. "España tiene mucho que decir en energías alternativas, las empresas españolas muestran una alta dosis de creatividad", afirmó Chacón. Además agradeció a la universidad su colaboración y comprensión de las necesidades que ha desembocado en un gran éxito para la compañía. Por último, Javier Ruiz dio paso a Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información de IE Business School y experto en nuevas tecnologías, que clausuró el acto con una conferencia de estilo didáctico, que llevó a reflexionar a los allí presentes sobre la necesidad de innovar y de no tener miedo a los cambios en una organización. Y aseguró que para innovar hace falta tres cosas: "Primero, una idea; segundo, personas preparadas para llevar a cabo la innovación, y en tercer lugar, dinero".

Tras la entrega de los premios los asistentes tuvieron la oportunidad de charlar en un cóctel. Allí se encontraban personalidades como Valeriano Gómez, ministro de Trabajo; Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo Prisa; Manuel Polanco, presidente de Prisa TV; Emiliano Martínez, director general de Santillana; Juan Soto, ex presidente de Hewlett-Packard y actual presidente del consejo asesor de Oracle Ibérica; Emilio Ontiveros, presidente de AFI; José Medina, consejero delegado de Odgers Berndtson; José Antonio Martín Pallín, magistrado del Tribunal Supremo; José Manuel Lorenzo, productor de Boomerang TV; José Terceiro, consejero de Prisa; Cayo Lara, coordinador general de IU, o Manuel Castelló, presidente de Cross Road.