Foro CincoDías

"El PIB cerrará este año sin ningún trimestre en negativo"

Salgado prevé una caída del 20% del stock de vivienda en 2011.

Nos hemos ganado la credibilidad de que las previsiones para 2011 se van a cumplir". Esta frase sirvió a la vicepresidenta segunda para reivindicar el acierto de los pronósticos gubernamentales respecto a la variación del PIB en este año ("caerá un 0,3% interanual", un valor al que han acabado convergiendo los analistas) y el pasado (cuando se cumplió la caída del 3,6% prevista). Durante su intervención en el Foro CincoDías, Salgado reconoció que la cifra básica de los Presupuestos, el avance del 1,3%, supera en entre seis y siete décimas lo esperado por el FMI y el consenso de los analistas privados. Después de recordar que también tachaban al Gobierno de optimista en los dos últimos ejercicios, la ministra de Economía y Hacienda detalló las causas de la desviación para 2011.

Fundamentalmente, se basa en que el Ejecutivo espera un mejor comportamiento del consumo privado, que crecería un 1,8% frente al 0,9% que espera el FMI y el 0,7% de los analistas (un crecimiento que sería menor que el de 2010, "lo cual es una contradicción"). Esa mejora se debería a la evolución de la tasa de ahorro: si en los 10 últimos años ha promediado el 12% de la renta disponible, en 2009 se disparó al 18%, por precaución ante la incertidumbre reinante en el empleo. "Contemplamos un descenso hasta el 16,6% este año y el 15,1% el próximo; el ahorro precaución tenderá a desaparecer a medida que mejoren la confianza, el empleo y la riqueza financiera", explicó. A su juicio, la tasa quedará "un poco por encima" de su media histórica, lo que dibujaría un escenario de mejora del consumo privado y reducción del apalancamiento de los hogares.

La otra pata de la divergencia respecto al grueso de las previsiones es el sector exterior; según el Gobierno, aportará nueve décimas al crecimiento, frente a siete según el FMI. "Las exportaciones crecerán un 6,4% sobre la base de la mejora de competitividad", pronosticó Salgado, quien apostó por que el aumento de la productividad se estabilizará en el medio plazo en el entorno del 1%, medio punto más que en la última fase expansiva.

Tercer trimestre, peor

En el turno de debate, Salgado despejó una duda muy relevante en términos psicológicos: preguntada por la evolución de la actividad entre julio y septiembre, la titular de Economía reconoció que se producirá una moderación del consumo debida a los adelantos de compras al segundo trimestre, antes de que entrase en vigor la subida del IVA. Respecto a su incidencia sobre la actividad, fue explícita: "no habrá caídas del PIB en ningún trimestre de este año". Aunque el INE no publicará el avance del tercer trimestre hasta el 11 de noviembre, el Gobierno descarta que el duro ajuste fiscal pueda provocar una recaída en la recesión en la segunda mitad del año.

El escenario de actividad previsto por el Gobierno incluye que la inversión "va a atenuar su corrección, porque el sector residencial tiende a estabilizarse". Salgado aludió a las recientes declaraciones del ministro de Fomento y Vivienda, José Blanco, referentes a que el precio de las casas todavía tiene que bajar para concluir el ajuste, y que contradecían otras previas del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. "No se trata de decir si ha terminado ya o no; lo importante es que el ajuste está concluyendo", afirmó la vicepresidenta económica.

Según anunció ayer, el ejercicio en curso será el primero desde 2006 en el que el stock de viviendas no crecerá, porque se habrán vendido más que las nuevas terminaciones. "Para el año que viene, esperamos que el stock se reduzca en un 20%", pronosticó.

Comunidades autónomas. "Sería útil un techo de gasto voluntario"

La vicepresidenta segunda aprovechó una pregunta del turno de debate para zanjar la posibilidad de que el Gobierno imponga un techo de gasto a las comunidades autónomas: "Eso no está en la Constitución, y no creo que merezca la pena reformarla para eso". Dicho eso, sí valoró la utilidad de la medida siempre que sea voluntaria: "El techo de gasto es una herramienta presupuestaria muy útil, porque permite fijar criterios con antelación, pero es a las comunidades a las que corresponde avanzar". Eso sí: sugirió que acabará siendo necesario que lo establezcan, porque desde 2011 Bruselas examinará las líneas generales presupuestarias ya en primavera.

Respecto a las peticiones de "racionalizar" el Estado autonómico, Salgado recordó que el sistema instaurado por la Constitución. "Otra cosa es que se pueda mejorar el funcionamiento de la administración autonómica, igual de la central o de la local", matizó.

Prima de riesgo "Aún no refleja los fundamentos" del país

Salgado se refirió a la reducción de la presión que ejercen los mercados sobre la deuda española, y quiso aclarar que el diferencial de tipos de interés respecto al bono alemán no es la variable más relevante. "Lo que importa a los Presupuestos y a los españoles es el coste de emisión, que es lo que afecta a la partida de intereses y, en estos momentos, está en mínimos históricos.

Respecto al diferencial con Alemania, que ayer se situaba en 161 puntos básicos, lo calificó de "aceptable, aunque no refleja todavía los fundamentos económicos". En todo caso, recordó que España se ha separado ya de países como Portugal e Irlanda en más de dos puntos.